La histórica movilización por el cuartel militar de Zamora revive en fotografías

Abre en la Alhóndiga la exposición "Y Zamora tomó el Cuartel", un recorrido fotográfico por la movilización social para conseguir la conversión del cuartel militar en centro universitario.

Los zamoranos tendremos la oportunidad de rememorar uno de los acontecimientos históricos más significativos de la ciudad en la última década del siglo pasado, como fue el asalto al antiguo Cuartel Viriato, a través de la exposición "Y Zamora tomó el Cuartel", que se abrirá este martes en la sala de exposiciones de la Alhóndiga.

 

La muestra recoge una selección de imágenes de Luis Calleja, Julia Domínguez y Carlos Hernández, que son tres de los más reconocidos fotógrafos de prensa de aquella época, y su trabajo con la histórica movilización social que consiguió que el uso del cuartel militar, que se iba a cerrar, revirtiera a la ciudad como sede de la escuela universitaria.

 

La inauguración tendrá lugar este martes, 14 de mayo, a las 20.00 horas con la presencia de algunos de los protagonistas de aquel acontecimiento, que fue el germen de la transformación de un antiguo recinto militar en desuso en el actual Campus Universitario. La exposición permanecerá abierta hasta el 15 de junio, en horario de 11,00 h. a 14,00 h. y de 17,00 h. a 21,30 h. de lunes a viernes.

 

 

La historia de la movilización social

 

La cesión de los terrenos al Ayuntamiento para su posterior uso como sede del campus de la Universidad de Salamanca en Zamora data de hace cerca de 30 años, y tiene su origen en los planes del Ministerio de Defensa. Los cambios en el ejército habían forzado la reducción de unidades y el Regimiento Toledo, que había estado acuartelado en las instalaciones, ya no las ocupaba en 1990. Sin embargo, el ministerio se resistía a ceder los terrenos e instalaciones y quería una venta.

 

Se produjo entonces un movimiento ciudadano y de protesta como pocos se han visto en Zamora. Se inició el 30 de mayo de 1990 cuando, en el transcurso de una reunión de la plataforma formada para negociar la cesión, el entonces alcalde, Antolín Martín, decidió saltar la verja del abandonado cuartel, harto de las largas que le daba el Ministerio. Fue seguido por unos cuantos ciudadanos, concentrados para hacer una cadena humana, y propició una invasción pacífica que duró hasta el 28 de junio de aquel año, una vez Defensa aceptó negociar la cesión.

 

 

El papel de Antolín Martín

 

Protagonista principal de aquellos hechos fue el entonces alcalde Antolín Martín. Durante su mandato se produjo la toma del cuartel Viriato para presionar al gobierno socialista de aquel entonces para convertir el acuartelamiento en el campus universitario que es su función hoy. Para ello no dudó en aliarse con Izquierda Unida protagonizando uno de esos capítulos tan habituales en su personalidad: tomar decisiones pensando en los intereses de Zamora antes que en los del partido.

 

El 'popular' fue alcalde de la capital de 1987 a 1991 y después presidió la Diputación Provincial, aunque siempre se le recordará por ser quien destapó el 'Caso Zamora' de presunta financiación ilegal del Partido Popular, con el cobro de comisiones a constructores. El caso explotó en 1997 para investigar la presunta financiación ilegal del Partido Popular en Zamora y que fue archivado en 2002, durante la etapa de José María Aznar como presidente de la Junta de Castilla y León.