La Iglesia católica pide perdón por primera vez por casos como el del párroco de Tábara
Cyl dots mini

La Iglesia católica pide perdón por primera vez por casos como el del párroco de Tábara

La conocida torre del 'scriptorium' de Tábara.

La Iglesia española celebra por primera vez una jornada de oración por las víctimas de abusos sexuales a petición del Papa Francisco.

La Iglesia española pedirá perdón este lunes 20 de noviembre por los abusos a menores cometidos en su seno e invitará a rezar por las víctimas, con motivo de la primera jornada de oración por las víctimas de abusos sexuales, instituida por los obispos españoles, en respuesta a una petición del Papa Francisco. Entre los casos más señalados, el del que fuera párroco de la localidad zamorana de Tábara durante 25 años. El caso salió a la luz este año aunque los abusos databan de dos décadas atrás, lo que sumió al pueblo en un total estupor ya que el acusado, José Manuel Ramos Gordón, estaba totalmente integrado en el municipio.

 

Los hechos de los que se habla se conocían este enero cuando se supo que el que fuera párroco de esta localidad se encuentra suspendido de sus funciones desde el pasado verano por un presunto caso de pederastia ocurrido en 1989 en el seminario de La Bañeza. El cura fue objeto de investigación y posterior sanción tras una denuncia por abusos sexuales hacia, al menos, dos hermanos gemelos que cursaban sus estudios en dicho seminario donde él ejercía de docente. La diócesis de Astorga, de la que depende la parroquia, levantó la prescripción canónica del delito para apartar al párroco.

 

"Con un sentido fuertemente penitencial pidamos especialmente perdón por lo abusos cometidos contra niños por parte de pastores y fieles de la Iglesia y oremos también al Señor de la vida para que nunca vuelvan a repetirse semejantes atrocidades y para que conceda a todos los miembros de la Iglesia un mayor sentido de responsabilidad respecto a los menores de edad a ellos confiados", reza la monición de entrada preparada por la Comisión Episcopal de Liturgia para este día.

 

Se trata de la primera vez que la Iglesia española celebra esta jornada de oración, desde que el Comité Ejecutivo de la CEE acordara en su 409 reunión que se institucionalizara como un día de oración por las víctimas de los abusos a menores. Previamente, el Pontífice había invitado a las conferencias episcopales a elegir "un día apropiado en el que orar por las víctimas de abuso sexual" como parte de la iniciativa de la Jornada Universal de la Oración.

 

La CEE optó por el Día Universal del Niño por ser una jornada en la que se "quiere llamar la atención sobre la situación de los más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo". El Día Universal del Niño se celebra todos los años el 20 de noviembre desde 1989, fecha en la que se acordó el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado.