La isla del club náutico volverá a ser municipal en 2026

Vista aérea de las instalaciones del Club Náutico en la isla del Duero en Zamora.

La isla del Club Náutico revertirá al Ayuntamiento de Zamora en 2026 al cumplir el plazo máximo de cesión de 75 años. Lleva prorrogándose de manera tácita desde 1991.

En respuesta a la interpelación del grupo municipal de Ciudadanos, la concejala Soraya Merino ha informado en la comisión de Coordinación, Hacienda y Servicios Generales sobre la situación jurídica de la cesión de la Isla del Club Náutico en el Río Duero. Según ha explicado, la isla está cedida desde 1971 por 20 años, y desde entonces se ha ido prorrogando tácitamente su cesión cada año; sin embargo, el límite legal para una cesión de este tipo es de 75 años, con lo que en 2026 la isla volverá a ser municipal, lo que no significa que el Ayuntamiento se vaya a quedar con ella o deje de ser usada como instalación recreativa.

 

A este respecto Merino ha señalado que “la situación física y legal del uso es regular y está depurada. La cesión de la isla a los concesionarios está avalada por el título otorgado el 24 de Abril de 1951, que determina la cesión en usufructo de la isla por un periodo inicial de 20 años. Este periodo se entiende prorrogado tácitamente si con un año de antelación a su vencimiento no se notifica la extinción o caducidad de dicha cesión, tal y como viene contemplado en el mencionado documento de otorgamiento del año 1951”.

 

Añade la concejala de Patrimonio que esta situación de prórroga tácita se ha ido produciendo hasta la actualidad al no haberse manifestado por ninguna de las partes la extinción o caducidad a la cesión, "por lo tanto ha de entenderse que mantienen la cesión del inmueble en precario”. Soraya Merino se ha referido al artículo 93.3 de la Ley 33/2003 de 3 de noviembre, de Patrimonio de las Administraciones Públicas, que fija el plazo máximo de duración de la concesión, incluidas las prórrogas, en 75 años. Este precepto de la Ley 33/2003 tiene carácter básico y es por tanto de general aplicación a todas las Administraciones Públicas.

 

El expresado precepto básico establece un plazo máximo improrrogable, el cual es esencial para que las concesiones no puedan tener carácter perpetuo o indefinido, debiendo fijarse su duración y sus posibles prórrogas. Por lo tanto, a la vista de dicho plazo y del plazo máximo de la última prórroga tácita, la concesión vencería el 24 de Abril de 2026, "ya que en esa fecha concluye el plazo de 75 años de concesión máxima establecido en la norma” afirma la concejala de Patrimonio.