La Junta abrirá en 2022 en Zamora un centro de emergencia para atender a mujeres víctimas de violencia de género
Cyl dots mini

La Junta abrirá en 2022 en Zamora un centro de emergencia para atender a mujeres víctimas de violencia de género

Ical.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades advierte de que “se vuelven a detectar situaciones machistas que se creían erradicadas”.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades pondrá en marcha el próximo año en Zamora un centro de emergencia para atender a mujeres víctimas de violencia de género que “complementará” al existente en Valladolid, que “no llega a saturarse”, aunque registra ocasionalmente una ocupación que ronda el 80 por ciento, según explicó hoy la consejera, Isabel Blanco.

 

El Centro de Emergencia es el primer lugar donde va una mujer cuando sale de su casa por ser agredida por su pareja. Es el primer centro al que se la traslada antes de ubicarla en una vivienda de acogida. Ahora mismo, hay tres en la comunidad y queremos  extenderlos. El primero va a ser a Zamora”, explicó.

 

La estancia en un centro de emergencia es breve, hasta que se reubica en una vivienda a la persona agredida. “En provincias donde no hay esos centros de emergencia, se utiliza algún hotel con el que existen convenios para poder sacarlas de manera inmediata de su domicilio ante situaciones de violencia. La idea es extenderlos a todas las provincias, en función de las necesidades que vayan existiendo. Ahora mismo, están ubicados en las provincias más grandes y el primero al que lo vamos a extender es a Zamora”, apuntó la consejera.

 

Isabel Blanco hizo estas declaraciones en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, adonde acudió para presidir la Comisión Territorial contra la Violencia de Género, en la que expuso los datos más relevantes del informe sobre las actuaciones realizadas en lo que va de año en el marco de la Red de Atención a las Víctimas. Además, avanzó las líneas generales del nuevo modelo de atención ‘In-On-Out’, en el marco de la futura Ley autonómica.

 

Estamos implantando, como complemento al modelo de Objetivo Violencia Cero, el nuevo modelo In-On-Out. La fase In consiste en prevención, información y sensibilización. El año pasado, se dieron en Castilla y León 141 cursos en los que han participado más de 2.000 docentes. El objetivo es seguir aumentando la formación al profesorado para que la pueda trasladar a los más jóvenes Estamos volviendo a detectar situaciones machistas que se creían erradicadas”, advirtió.

 

Llamamiento

En este sentido, Blanco Llamas hizo un llamamiento “las chicas y chicos más jóvenes” para “combatir” situaciones como seguimiento de teléfonos móviles o control de la indumentaria. “Todas esas actuaciones han que tratar de erradicarlas desde la educación y desde la sensibilización. Hay que concienciar a la sociedad de que la lucha contra la violencia de género tiene que ser un objetivo de todos. Ninguno podemos ponernos de perfil y tenemos que trabajar todos juntos para conseguir erradicar esta lacra”, rubricó.

 

Igualmente, insistió en que, además del asesinato, hay mucha violencia de género psicológica y sexual, incluidas las agresiones, por lo que animó a las víctimas a presentar denuncia.

 

La consejera precisó que, en 2020, se registraron en Zamora 170 llamadas al 012 Mujer, de las que 149 estuvieron relacionadas con violencia de género, y otras 128 al 016. “Se está incrementando el número de llamadas respecto a 2019 y a 2020. Ha habido 145 denuncias hasta mediados del pasado mes de junio en Zamora y 44 de ellas conllevaron órdenes de protección”, apuntó.

 

Por lo que se refiere a la Fase On, Isabel Blanco comentó que la Junta está “reforzando” el sistema. “En Zamora hay una casa de acogida que tiene a cinco mujeres y a dos menores. Hemos duplicado, prácticamente, la inversión que destinábamos, de 40.000 a 76.000 euros, y el año que viene pondremos en marcha en Zamora un centro de emergencia que complemente al centro de Valladolid”, reiteró.

 

Por último, hizo hincapié en la “apuesta” por la Fase Out, ya que los Servicios Sociales “deben ser la puerta de entrada y de salida para las mujeres víctimas de violencia de género y también la puerta de salida” y apostilló: “Tenemos que facilitarles el retorno a  una vida normal, a través de vivienda, por ejemplo”.

 

La consejera destacó que en Zamora se concedió a través de programas de empresas “comprometidas” con la igualdad. “Caja Rural es un referente en Zamora. Firmó un protocolo orientado a que formemos a las mujeres en la materia que necesitan de manera que puedan incorporarse al mercado laboral”, anotó.

 

Además, destacó la modificación del Decreto de Huérfanos que está tramitando la Administración autonómica en la actualidad. “Que, como mínimo, se aporte una ayuda de 5.000 euros pero que, después, se vaya incrementando en función de la edad de los huérfanos”, concluyó.