La Junta anuncia el inicio de las obras de la carretera de Porto en 10 ó 15 días
Cyl dots mini

La Junta anuncia el inicio de las obras de la carretera de Porto en 10 ó 15 días

La carretera de Porto y la llegada de Internet a la comarca: protagonismo sanabrés en las Cortes

El procurador socialista José Ignacio Martín Benito ha acusado a la Junta de Castilla y León de pretender dar "gato por liebre" a los sanabreses con "auténticas y soberanas chapuzas" para intentar dar el servicio de internet en los pueblos de la comarca que siguen sin conexión ya que, según ha reivindicado, necesitan antenas y no routers "de andar por casa".

 

Sin embargo, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha defendido que la solución alternativa puesta en marcha por su departamento está cumplida y ejecutada ya al 80,5 por ciento para recordar que se ha contactado con "las mejores empresas" para dar señal de internet en esos pueblos.

 

El consejero ha ratificado su compromiso con Sanabria, donde en 10 o 15 días comenzarán las obras en la carretera de Porto, y se ha comprometido a reunirse con los alcaldes cuyas quejas desconoce, ha aclarado al socialista. En el caso de esta carretera, este mes le llega el momento tras años de quejas en los que se ha convertido en la protesta más habitual ante el Procurador del Común.

 

El esperado arreglo llega una vez hay presupuesto (500.000 euros) y se limitó la actuación a un simple reasfaltado, cuando lo que estaba previsto era un proyecto de 11 millones para mejorar definitivamente la carretera, una inversión que se llevó la crisis. Un acuerdo entre los gobiernos de Galicia y Castilla y León permitirá renovar el firme a través de una actuación "muy completa, importante y compleja" que ya ha salido a licitación con la previsión de abrir las ofertas el próximo 21 de marzo. "Es cierto había una planificación distinta", ha admitido el consejero quien ha explicado que la crisis económica impidió acometer la ampliación y arreglo total de esta carretera presupuestada en su día en 11 millones de euros "como impidió acometer otros incluso rescindidos con contratos firmados".