La Junta fía los avances en la N-122 al Gobierno central y duda que pueda asumir una posible cofinanciación

La autovía, a su paso por el viaducto de conexión con la N-631.

El grupo socialista lamenta la falta de compromiso de la Junta y del Gobierno con la conversión de la N-122 en autovía. El consejero admite que "probablemente no se podrá acometer una confinanciación" en la nueva autovía.

El Grupo Parlamentario Socialista ha acusado este martes en las Cortes a la Junta de Castilla y León de "tapar la falta de compromiso" del Gobierno central y la "incapacidad de reivindicar" del Ejecutivo autonómico al plantear una posible cofinanciación de las obras para convertir la N-122 en la A-11 o Autovía del DueroEn una pregunta parlamentaria durante el Pleno, la procuradora Virgina Barcones ha recordado al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que estos anuncios de cofinanciación "chocan" con el que hizo durante su comparecencia de inicio de legislatura en la que dijo que "no había dinero para nuevas autovías, sino sólo para obras de mantenimiento".

 

Estas críticas se unen al compromiso hecho público hace unos días por la ministra de Fomento, que ha asegurado que el próximo año 2016 estarán terminados los proyectos para los tres tramos de la A-11 en la provincia de Zamora, pero que no será hasta 2017 que empiecen las obras, previsiblemente, por el más próximo a la frontera que parte desde Alcañices.

 

Por su parte, el consejero Suárez-Quiñones ha admitido que "no va a haber grandes partidas para grandes obras", por lo que "problablemente no se podrá acometer una cofinanciación" en la A-11, pero ha abogado por esperar a la aprobación de los Presupuestos Generales para la Comunidad (PGC), que aún no se han presentado.Asimismo, Barcones ha defendido que se trata de una infraestructura de la que es responsable el Estado, de manera que cualquier cofinanciación supondría "tapar su falta de compromiso con esta tierra y tapar sus propias vergüenzas ante falta de capacidad para reivindicar".

 

Por su parte, Suárez-Quiñones ha señalado la A-11 como "infraestructura prioritaria" para la Junta, dado que se trata de una "vía imprescindible para la calidad de vida de los ciudadanos" por lo que "la ha reivindicado a éste y al anterior Gobierno". Sin embargo, ha puntualizado que el actual Ejecutivo "la está acometiendo" y que la Administración autonómica "siempre estará dispuesta a la colaboración". Asimismo, el consejero ha preguntado a Barcones "quién ha reiniciado las obras", que quedaron paralizadas en 2010, para luego responder que se trató "del Gobierno del Partido Popular".

 

En este sentido, ha aludido a las partidas presupuestarias para 2016 relativas a la construcción del tramo de autovía en la N-122 entre Quintanilla de Onésimo y Tudela de Duero en Valladolid, que ha calificado de "suficientes" para un tramo "que el anterior Gobierno no quiso ni valorar", o al inicio de los trabajos para prolongar la A-11 hasta la frontera con Portugal en la provincia de Zamora.

 

Por lo que se refiere al compromiso del Ejecutivo de España con Castilla y León, ha recordado la próxima llegada del AVE a León "gracias a Presupuestos puestos en el papel por el PP". "El Gobierno ha puesto los Presupuestos a trabajar, colaboraremos con el Gobierno", ha sostenido. 

Noticias relacionadas