La Junta hace extensiva a todas las viviendas del Matadero las ayudas para arreglar sus calderas
Cyl dots mini

La Junta hace extensiva a todas las viviendas del Matadero las ayudas para arreglar sus calderas

Viviendas afectadas.

La justicia ha obligado a la Junta a pagar una indemnización de 60.000 euros a 10 afectados que no tenían  caldera y 24 que ya la habían puesto corriendo con los gastos; y la delegación decide abonar ayuda a todos los afectados, no solo a los que denunciaron.

Todos los vecinos de las viviendas del Matadero recibirán ayudas para arreglar definitivamente sus calderas y cerrar un episodio que se prolonga desde que las instalaciones de calefacción del grupo de viviendas Calderero de la capital empezaran a fallar y provocaran una fuerte protesta por parte de los vecinos para que la Junta, promotora en su día de las viviendas, se hiciera cargo del arreglo. En el mismo día, una sentencia ha obligado a la Junta a pagar una indemnización a diez propietarios a los que todavía no se había instalado una caldera y a otros 24 que las pagaron por su cuenta. Y una decisión de la propia administración regional ha hecho extensiva la ayuda a todos los vecinos, no solo a los que lo reclamaron judicialmente.

 

De este modo, se pone fin a un problema que ha estado presente desde 1996, cuando se construyeron estas viviendas de protección oficial del grupo Calderero, en la avenida de Galicia. La promoción está integrada por 120 viviendas con un sistema de calefacción y agua caliente sanitaria centralizado mediante calderas de gasóleo que evacuan humos procedentes de la combustión a través de chimeneas. El problema es que las chimeneas no tienen registro de salida, un fallo de construcción arrastrado desde el primer día. Esto genera emisiones y peligrosos episodios.

 

A finales de noviembre de 2014, hubo que evacuar a 23 familias durante la madrugada por las altas concentraciones de monóxido de carbono, en proporción mortal según los bomberos. Estaban provocadas por el mal diseño de las chimeneas, que no hacían su función de evacuar los gases de la combustión del sistema de calefacción y agua caliente. Antes, en febrero de 2014, ocurrió lo mismo con otros bloques de la misma promoción.

 

La existencia de niveles de gases superiores a los admisibles hizo necesario clausurar las instalaciones correspondientes a varios portales y la sustitución del sistema centralizado de calefacción y agua por calderas individuales de gas. Esta fue la solución que ofrecieron los técnicos y ya obligó a subvenciones, pero muchas familias, cerca de 120 afectadas, no podían costear el cambio y pasaron el invierno pasado sin agua caliente ni calefacción.

 

Este miércoles, una sentencia del TSJ de Castilla y León ha obligado a la Junta a abonar a la plataforma de afectados constituída para protestar por un grupo de vecinos un importe de 60.000 euros, correspondientes a la instalación de diez calderas pendientes en el edificio más una indemnización para otras 24 que ya se han adelantado. Los afectados habían pedido la responsabilidad de la Junta como promotora y a pesar de que el período de garantía de las viviendas se había superado, pero se trataba de un defecto importante del que alguien tenía que responsabilizarse.

 

Minutos después, la delegación de la Junta en Zamora ha anunciado que acataba la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en relación con el grupo de viviendas Calderero de la capital y añadía que, una vez analizada la sentencia por la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, acordaba hacer extensiva dichas ayudas a todos los vecinos de este grupo de viviendas y no solo a los que habían presentado la demanda. Las comunidades afectadas ya recibieron una ayuda de más de 50.000 euros a finales de abril de 2015 y otra previa de unos 14.000 a finales de 2014.