Cyl dots mini

La Junta invierte más de 600.000 euros en la rehabilitación integral de la iglesia de Casaseca de las Chanas

Iglesia de San Juan Bautista, en Casaseca de las Chanas.

La Junta de Castilla y León ha invertido un total de 624.142 euros en la rehabilitación integral que se ha llevado a cabo en la iglesia de San Juan Bautista de la localidad zamorana de Casaseca de Las Chanas, según ha anunciado la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, en la visita del templo.

Estas obras han abarcado la envolvente exterior del edificio con la cubierta, fachadas, portadas, contrafuertes y elementos sobresalientes, además de su entorno inmediato, tanto en los accesos como en la urbanización. Esta actuación forma parte de los acuerdos de colaboración que la Junta suscribió con las diócesis de Castilla y León para coordinar trabajos de conservación, protección y recuperación funcional, así como armonizar la puesta en servicio y disfrute por los ciudadanos de los bienes integrantes del patrimonio cultural de Castilla y León, propiedad de las diócesis.

 

La consejera ha señalado que esta obra, a la que la Junta ha destinado una "importante inversión", supone incrementar la nueva óptica del patrimonio cultural en el que las personas son los verdaderos protagonistas de las actuaciones que se realizan. Por este motivo y teniendo en cuenta esta perspectiva, se han adoptado medidas de accesibilidad al monumento a través de la portada sur. Además, ha recordado que supone un hito más dentro de la política de la Junta que considera al patrimonio cultural como un verdadero recurso económico.   

 

Alicia García ha comentado que el estudio del estado del templo había detectado una serie de necesidades, como el deterioro superficial de las fábricas exteriores por acumulación de suciedad y la existencia de morteros inadecuados y escorrentía derivada de la deficiente evacuación del agua de las cubiertas, con un mal funcionamiento de las cubiertas de pizarra existentes en el monumento. Asimismo presentaba deterioro del tejadillo que cubre la espadaña y pérdida de material en cornisas de piedra por la deficiente evacuación del agua y zócalo de la iglesia.

 

En cuanto al estado del entorno inmediato de la iglesia, existía una falta de adecuación, debido a la presencia de parterres inapropiados que permitían la acumulación de humedad en la base de los muros, así como problemas de accesibilidad en el edificio. García ha precisado que las actuaciones llevadas a cabo en la iglesia de San Juan Bautista han consistido en la sustitución de la cobertura de pizarra por una de teja similar a la predominante en la localidad, con mejora de los sistemas de soporte, impermeabilización y evacuación de aguas pluviales, el desmontaje y reposición de la armadura y cubierta de la sacristía norte, la protección de los elementos sobresalientes en las fachadas del edificio, la reconstrucción del tejadillo adosado a la espadaña, así como la limpieza y la consolidación de los paramentos exteriores de la iglesia. Junto a estas actuaciones en el edificio se ha realizado una adecuación del entorno inmediato al mismo y de la accesibilidad al monumento a través de la portada sur.

 

 

 

ACTUACIONES EN ZAMORA

 

Además de intervenciones como la desarrollada en la iglesia de San Juan Bautista de Casaseca de las Chanas, la Consejería ha realizado en los últimos años otras actuaciones en la restauración del patrimonio cultural de la provincia de Zamora. Es el caso de las realizadas en el románico zamorano a través de los Sistemas territoriales 'Románico Atlántico' y 'Zamora Románica'.

 

Se trata de dos planes cuyas intervenciones han trascendido la restauración patrimonial para convertirse en factores de cohesión social e identitaria del territorio, sientan las bases de un crecimiento económico sostenible e impulsan la promoción del románico como seña de identidad cultural y de mejora de la competitividad turística de la Comunidad.

 

Los trabajos realizados en los últimos años tanto en el marco de 'Románico Atlántico' como en el de 'Zamora Románica', no solo han conseguido la recuperación y difusión de edificios monumentales, sino que se han convertido en una verdadera acción territorial al acometer la mejora de sus entornos, de sus bienes muebles, sus objetos devocionales y el intangible, que supone la implicación de las comunidades locales en su mantenimiento, en su dinamización cultural y en la búsqueda de nuevas fuentes de riqueza y empleo basadas en su difusión.