La Junta y el Gobierno agilizan protocolos para desplegar la UME "lo antes posible" en caso de incendio

Reunión entre la Junta y la Delegación del Gobierno

El consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, han mantenido un encuentro para coordinar esfuerzos en la lucha contra el fuego.

La Junta y la Delegación del Gobierno han revisado los protocolos de actuación entre ambas administraciones para lograr mayor "agilidad" a la hora de coordinar sus medios en la lucha contra los incendios forestales.

 

Entre las medidas acordadas, se han planteado mecanismos que faciliten el despliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para actuar "lo antes posible" en este tipo de situaciones. También se han puesto "al día" criterios técnicos con un triple objetivo: "prevenir los incendios, en caso de que éstos se produzcan, sofocarlos cuanto antes y detectar a los autores para que responsan por sus actos cuando sean intencionados".

 

Así lo han puesto de manifiesto tanto el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, que han comparecido en rueda de prensa para incidir en que en materia de lucha contra el fuego "no hay colores políticos". "Vamos todos a una y el único color es el azul de nuestro cielo y el verde de nuestro patrimonio natural si nadie lo quema", ha apuntado el consejero.

 

Ambos responsables han querido hacer también un llamamiento a la responsabilidad social. En este sentido, Izquierdo ha pedido a la ciudadanía "extremar precauciones" y denunciar aquellas conductas "intolerables" que no solo pueden dañar el patrimonio natural, sino también "ponen en peligro" vidas. "Todos tenemos una responsabilidad en hacer que haya una conducta de oprobio hacia quienes tienen estos comportamientos que son lesivos contra el interés social y los bienes y las vidas de las personas", ha apuntado al recordar que en el periodo entre 2006 y 2015 el 50 por ciento de los incendios fueron intencionados y el 30 por ciento fruto de negligencias.

 

Suárez-Quiñones ha querido agradecer los medios ordinarios --Brigadas situadas en las bases de Tabuyo (León), El Pico (Ávila) y Lubia (Soria) y los aviones aportados por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miterd) con base en Matacán (Salamanca), Rosinos (Zamora) y León-- y los extraordinarios --la UME (BIEM V) con base en León y que presta servicio a la Comunidad y las limítrofes de Galicia, Asturias y Cantabria-- que se complementa con el dispositivo de la Junta para actuar "todos a una" en esta materia.

 

En este sentido, Izquierdo ha querido valorar esta cooperación que interpreta como "una muestra más" de cómo el Gobierno de España entiende el "Estado de las autonomías".

 

Los dispositivos estarán desplegados al máximo el próximo 1 de julio y ambas administraciones garantizan una organización eficiente de recursos y medios. Además del operativo de la Junta, compuesto por 4.500 profesionales, hay que sumar los mencionados medios aéreos del Miterd, del Ministerio de Defensa en relación a la UME y la colaboración de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía.

 

Reuniones productivas

 

A juicio de Suárez-Quiñones este tipo de reuniones son "productivas" para detallar los aspectos "más complicados". Como ejemplo de la importancia de estos encuentros ha señalado que una Comunidad como Castilla y León, con un 51 por ciento de superficie forestal, ha llegado a tener en el mismo día cuatro incendios en el máximo nivel --II-- del Infocal--, 42 medios aéreos sobrevolando a la vez o hasta un centenar de incendios, por lo que es "imprescindible una buena coordinación".

 

La Junta cuenta con un operativo permanente, con despliegues estratégicos en todas las provincias, pero autonómico y flexible, con plena coordinación con otras administraciones, lo que garantiza el buen funcionamiento de las labores de prevención y extinción de incendios forestales.

 

El Centro Autonómico de Mando (CAM), ubicado en Valladolid, es el órgano encargado de mantener la coordinación interna de la propia Junta de Castilla y León, Sala del 1-1-2, y con el resto de administraciones con Competencias en Incendios forestales (Estado, CCAA periféricas, Portugal y Diputaciones y Ayuntamientos) estando permanentemente en coordinación los nueve Centros Provinciales de Mando(CPM) situados en las delegaciones territoriales de las nueve provincias.

 

De esta manera, se garantiza un buen funcionamiento y la cooperación eficaz mediante una organización eficiente de los recursos y medios disponibles. La Junta destaca las relaciones necesarias para la coordinación de medios Gobierno Central, con los medios aéreos del Miterd, el Ministerio de Defensa en relación a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Guardia Civil.

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente mantiene también convenios con ayuntamientos, mancomunidades y diputaciones, en los que este año se ha ampliado la cobertura mensual de ocho convenios de ayuntamientos de Ávila, y se mantienen convenios de colaboración con las comunidades limítrofes (Madrid, Galicia, Principado de Asturias, Cantabria, La Rioja, Aragón y Extremadura y próximamente con Castilla-La Mancha) y con el vecino país de Portugal, a través del Tratado de Évora, de carácter nacional.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: