La llegada del AVE: 1 h 27 minutos y las otras claves

El Alvia en el que viajó la ministra de Fomento.

La alta velocidad cuenta las semanas para su puesta en servicio en Zamora con la nueva línea ya terminada. La duración del viaje, el ahorro de tiempo y la comodida ya son conocidas, pero quedan incógnitas como las frecuencias, los horarios y los precios.

La alta velocidad será pronto una realidad en Zamora gracias a la finalización de la infraestructura entre Olmedo y la capital. Ahora falta concretar los detalles que tendrá el servicio una vez que se puede circular por el nuevo tramo.

 

En principio, ya se sabe lo que va a durar el viaje: 1 hora y 27 minutos. Es el tiempo del primer viaje de prueba protagonizado por la ministra y que, en principio, cumple con la espectativas de Adif y Renfe. Supone un ahorro de casi media hora con respecto a la duración que tenía el viaje hasta ahora. Se consigue gracias a que se circula en mejores condiciones por los nuevos 99 kilómetros entre Olmedo y Zamora.

 

La conexión está todavía en pruebas y estará lista para entrar en servicio cuando esté finalizada la formación de los 200 maquinistas destinados a esta línea. Lo previsto es que sea antes de final de año, aunque en el plazo de un mes podría estar todo listo a la espera de seleccionar el material rodante.

 

La ministra llegó en uno de los Alvia S-730 híbridos que se han estado usando desde que hace unos años ya se abrió la primera parte de la conexión de alta velocidad desde Madrid. En principio, este material seguirá usándose. Hasta que no se termine la conexión de alta velocidad hasta Ourense, que está todavía en obras, no será fácil ver rodar trenes AVE de los de 300 km/hora ya que no pueden seguir de Zamora hacia Galicia. En su lugar, los Alvia, que circulan en una velocidad comercial de 200 km/hora deberán tener buena parte del protagonismo. Para la conexión de León se usan varios modelos tipo Avant.

 

Están por definir el número de conexiones y los horarios y, también, con qué tipo de maquinaria se hacen. Se decidirán en función de la demanda, así que no debe cambiar mucho el actual panorama, con más servicios los fines de semana y trenes especiales en Semana Santa. También se trabaja con la posibilidad de fletar trenes turísticos especiales de los que dispone Renfe.

 

En cuanto a los precios, habrá cambios si llegan también en el tipo de trenes. Lo normal será que los precios se mantengan para los Alvia y los servicios Avant, que son los más económicos. Y que sean altos para los servicios que se presten con trenes AVE. En todo caso, se espera que existan precios promocionales como en la recién estrenada conexión de León: desde 20 euros el trayecto.