La llegada del AVE a Sanabria, cada vez más cerca: arrancan las pruebas para alcanzar los 300 km/hora

Uno de los trenes cargados de balasto sobre el viaducto del río Tera.

Finalizada la obra en la línea y con todas las comprobaciones hechas, ahora se pone en marcha las pruebas del sistema de seguridad y guiado.

La llegada de la alta velocidad a Puebla de Sanabria está cada vez más cerca. En los últimos días han concluido algunas de las pruebas que son necesarias y que llevan meses en marcha para asegurar que la línea está en condiciones de soportar la circulación a 300 km/hora de trenes y confirmar el buen funcionamiento de los sistemas de seguridad. Todo apunta a que los trenes 'picudos' llegarán a Sanabria durante el primer semestre de 2020, como anunció hace unos días el ministerio de Fomento.

 

Según ha confirmado el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, "la actuación en el tramo de Zamora se concluyó el 17 de noviembre", ha explicado Blanco. A comienzos de noviembre, Adif daba por finalizado el tramo y anunciaba el inicio de las pruebas de seguridad. Entre Zamora y Pedralba las obras se encuentran finalizadas en su totalidad, tanto en lo que a plataforma se refiere, como en el caso de montaje de vía, línea aérea de contacto, subestaciones, CMS y Cambiador de Anchos. Está pendiente de finalización la obra de construcción de la nueva estación de Sanabria AV, pero esta circunstancia no condiciona la puesta en servicio de la línea.

 

Se han realizado las pruebas de carga dinámicas en estructuras, la auscultación ultrasónica de los carriles, el amolado de estos, las auscultaciones geométricas y dinámicas de vía y catenaria, se han realizado las pruebas de concordancia de todos los desvíos y resto de instalaciones, se ha elaborado la ingeniería del ERTMS y se está probando en laboratorio y se han realizado todas las ingenierías y pruebas del CRC y laboratorio de CTC.

 

Además, el próximo lunes está previsto que comiencen las pruebas de gestión europea de las líneas férreas, que en el caso de Zamora serán de nivel 2, el más avanzado y que permite alcanzar velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. Con estos ensayos se finalizaría la fase de pruebas y se daría comienzo a la de fiabilidad. Se trata de la misma tecnología de señalización y protección de trenes que la empleada en el tramo anterior, Olmedo-Zamora, con la particularidad del tramo de tres hilos de 2,3 km a la salida de Zamora.