La lógica acaba con el PGOU que pintó una Zamora dos veces más grande de lo que es

La justicia y el nuevo equipo de Gobierno revierten casi 10 millones de metros cuadrados urbanos de nuevo a rústicos y desmontan un plan que se hizo sobre la base de una Zamora de 172.000 habitantes... que no llega a los 64.000.

La última sentencia del Tribunal Supremo devolviendo a la calificación de rústicos 1,3 hectáreas de terrenos que se querían urbanizar ha supuesto un nuevo varapalo para un PGOU, el de 2011, que dio intensos quebraderos de cabeza y que se ha mostrado como una fantasía irreal. De hecho, lo era cuando se diseñó porque planteaba una Zamora con un nivel de población impensable incluso en los años del expansionismo urbanístico.

 

Cuando se empezó a trabajar con el nuevo plan general de ordenación urbana, los cálculos avalados entonces hablaban de una ciudad de 172.000 habitantes. La cifra era ya entonces más del doble del padrón real de Zamora capital y estaba casi a la par con el número total de habitantes de toda la provincia. Pensar que Zamora iba a alcanzar ese tamaño sólo parece ahora la justificación para planear la conversió en urbanos de millones de metros cuadrados y para sustentar la construcción de hasta 40.000 viviendas nuevas en una ciudad que no ha dejado de perder población.

 

De hecho, desde 2008 que alcanzó su tope la capital ha perdido casi 3.000 habitantes: ha pasado de su récord de 66.672 (datos del INE) a los 63.831 empadronados de 2015, última cifra disponible. La provincia en su conjunto ronda los 180.000 en total.

 

 

9,3 MILLONES DE METROS

 

El plan para la expansión urbana de Zamora, una ciudad que pierde habitantes, ha acabado cayendo por su propio peso. En campaña ya lo adelantó, y el pasado mes de noviembre el nuevo equipo de Gobierno liderado por Francisco Guarido anunció que iba a devolver al estatus de rústico 8 millones de hectáreas de terrenos. Eran parte de los que se habían pensado para recalificación y la expansión urbana, pero sus propietarios estaban pagando IBI urbana cuando eran tierras rústicas.

 

Ahora el Tribunal Supremo ha hecho lo propio con otros 1,3 millones de metros cuadrados que estaban destinados a la expansión urbana en la margen izquierda del Duero. De las 40.000 viviendas que se pensaron en el PGOU, 20.000 serían en solares ya recalificados mientras que las restantes se situarían en zonas de nueva recalificación, sobre todo, en la margen izquierda con alrededor de 12.000 nuevos pisos. Ese plan queda ahora paralizado porque los terrenos vuelven a ser rústicos. De hecho, siempre lo fueron: uno de los motivos para anular el plan es que se habían hecho inversiones de regadío.

Noticias relacionadas