La negativa de Fomento complica los proyectos del Puente de Piedra y el Mercado de Abastos

El Puente de Piedra de Zamora. Foto: F. Oliva

Los dos proyectos presentados por el Ayuntamiento se han quedado fuera de la financiación del 1,5% Cultural y obligan a buscar nuevas fórmulas para afrontarlos. El equipo de Gobierno ve una 'mano negra' en la decisión de denegar la ayuda.

La rehabilitación del Puente de Piedra es una de las tareas pendientes de Zamora. Al margen de pequeñas obras y de la decisión de suprimir el tráfico rodado sobre su tablero, es necesaria una actuación para conservarlo. Hace unos meses se presentó su nuevo plan director que alberga ambiciosos proyectos para el monumento, como recuperar uno de sus arcos ocultos o las antiguas torres. Esto incentivaría su atractivo turístico y también su uso como escenario cultural, algo ya ensayado por el anterior equipo de Gobierno.

 

Al margen de grandes planes, parece necesaria una restauración y frenar su progresivo deterioro, algo exigido por el PSOE, socio de Gobierno de Guarido. Y eso precisa de un dinero que tenía que llegar por la vía del 1,5% cultural. En el caso del Puente de Piedra, se había presntado una solicitud para una rehabilitación integral para la consolidación del monumento, de acuerdo con el plan director elaborado por el Ayuntamiento, que supone un coste de 6.472.568 euros; se solicitaba una subvención del 71%. Ahora, sin poder contar con ese dinero, la actuación deberá adecuarse a la limitada disponibilidad económica del Ayuntamiento de Zamora.

 

El Mercado de Abastos.

 

El otro proyecto presentado al Ministerio de Fomento es la restauración del Mercado de Abastos, que alcanza un presupuesto de 1.807.833 euros, para los que se solicita una subvención del 68%. No contar con ese dinero complica una actuación que a estas alturas tiene que incluir una profunda rehabilitación del edificio y un cambio de modelo en la explotación del lugar, sin dejar de lado a los productores tradicionales, pero albergando actividades que le den atractivo, como un parking (que depende de los posibles restos arqueológicos) o dejar sitio a un supermercado. La Junta había manifestado su disposición a participar en la renovación, como ha hecho con otros mercados históricos de Castilla y León.

 

 

CRÍTICAS MUNICIPALES

 

La negativa a financiar con el 1,5% cultural estos dos proyectos ha generado agrias críticas y suspicacias por parte del equipo de Gobierno. El alcalde, Francisco Guarido, ha calificado la resolución del Ministerio como "un agravio para la ciudad. "No queremos pensar que el hecho de que la Alcaldía sea de Izquierda Unida (la única en una capital de provincia) haya tenido algo que ver", y se pregunta si la resolución hubiera sido la misma en caso de que siguiera gobernando el PP. En este sentido, ha criticado la escasa consideración del Gobierno central con los proyectos que presentó un gobierno municipal que, cuando fueron enviados al ministerio, era del mismo signo.