La nicotina durante el embarazo puede aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante

El 24% de los niños de Castilla y León reciben lactancia materna exclusiva en sus seis primeros meses de vida

Según detallan los investigadores, puede dañar un mecanismo biológico clave que protege al bebé de una grave falta de oxígeno. E

La exposición a la nicotina durante el embarazo, ya sea por fumar cigarrillos o por parches de nicotina y productos electrónicos, aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), el fallecimiento inesperado de un bebé menor de 12 meses, en la mayoría de los casos mientras duerme, según una investigación publicada en la revista 'Journal of Physiology'.

 

Llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Medicina Geisel en Dartmouth, New Hampshire (Estados Unidos), el estudio ha demostrado que el hábito tabáquico de la madre embarazada puede afectar el sistema nervioso central del bebé y perjudicar sus respuestas cardiorrespiratorias, produciendo por ejemplo asfixia, especialmente en aquellos que tienen deficiencia de receptores de serotonina en el cerebro.

 

Esto, según detallan los investigadores, puede dañar un mecanismo biológico clave que protege al bebé de una grave falta de oxígeno. El fallo en este engranaje "aumenta la probabilidad de SMSL porque el bebé no puede recuperarse de la falta de oxígeno, como asfixiarse en la cama, una enfermedad leve o una obstrucción respiratoria".

 

La investigación quería comprobar si, con el uso de nicotina durante el embarazo y la lactancia, crece la probabilidad de defectos en este mecanismo biológico. Para testear esta idea, expusieron a ratas a la nicotina a través de la sangre materna o la leche, y luego analizaron su respuesta a períodos repetidos de bajo nivel de oxígeno.

 

"El síndrome de muerte súbita del lactante es una tragedia angustiosa para las familias. Todavía no comprendemos completamente las causas, pero esta investigación es importante porque ayuda a las madres a reducir el riesgo", explica Stella Lee, investigadora participante en el estudio.