La nieve impide la circulación en San Martín de Castañeda

Nieve el pasado invierno en la provincia.

Un total de 25 carreteras de Castilla y León precisan de cadenas para circular y otras tres están cortadas por el hielo o la nieve.

Los copos de nieve caídos y acumulados en las últimas horas y las placas de hielo han obligado a cortar la circulación en un total de cinco vías en Castilla y León mientras que se necesitan cadenas para circulación por otras 25 carreteras a su paso por la Comunidad, según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

 

En concreto, el hielo ha hecho intransitable la CP-003 en Candelario en Salamanca y la CL-601 en Valsaín, en Segovia, mientras que la nieve ha interrumpido la circulación en la ZA-103 en San Martín de Castañeda, en Zamora, y en la SA-203 en la Peña de Francia, en Salamanca.

 

Por su parte, en estos momentos la nieve afecta a la circulación en numerosas carreteras principales y secundarias a su paso por Castilla y León con cadenas en un total de 25 vías, como la CL-635 en Tarna, Cl-626 en Barrios de Luna, LE-711 en Sancedo, LE-497 en Leitariegos, LE-473 en Aralla, LE-333 en Señales, LE-331 en San Isidro, LE-321 en Vegarada, LE-315 en Matallana de Torío, LE-234 en Pando, LE-142 y LE-126 en Foncebadón, LE-491 en Vega de Viejos y LE-723 en Quintela.

 

Además, en la provincia de Burgos hay que circular con cadenas por la BU-572 y BU-621 en Lunada, BU-571 en La Sía, BU-570 en Estacas de Trueba, CL-633 en cornudilla y en Palencia en la CL-627 en el alto de Piedrasluengas. En Ávila se necesitan cadenas en la AV-932 en La Peña Negra, en Salamanca en la CV-178 en Paso de los Lobos y en la SA-203 en la Peña de Francia y CP-004 en La Hoya y en Segovia en la SG-112 en Riaza.