La nieve y las lluvias llegan a los embalses: el Esla alcanza su mejor nivel en meses

Aspecto del embalse del Esla, a la altura del puente de la Estrella, en el mes de mayo. Foto: F. Oliva

El embalse zamorano más grande empieza a recibir el agua de las nevadas de la última semana y triplica su nivel de hace un mes. Está al 23% de su capacidad cuando llegó a bajar del 10% de su volumen máximo.

Esta semana ha empezado a notarse el efecto de las nevadas de principio de año en los embalses del Duero, que han visto aumentar sus reservas de manera significativa hasta alcanzar el 35% de reservas sobre el volumen máximo de almacenamiento. También en las reservas nacionales, con 441 hectómetros cúbicos que hace una semana. La mejora es notable, y más en un contexto de escasez en el que hace falta agua.

 

El efecto de las nevadas también se está notando en el embalse del Esla, el más grande de la provincia, con sus 1.200 hm3 de capacidad máxima, y que ha pasado meses auténticamente dramáticos. Ahora empieza a recuperar reservas porque ha estado a menos del 10% y, en poco tiempo, ha doblado la cantidad de agua que acumula.

 

Según los datos ministeriales y de la CHD, su nivel actual es de 275,76 hm3, muy por encima de los 243,06 hm3 de la semana pasada; se encuentra al 23%. Son casi el triple que hace un mes: a principios de diciembre rondaba los 108,04 hm3  y había llegado a caer por debajo de los 106 en noviembre, su peor momento. Tan vacío estaba que durante octubre afloraron los restos del histórico accidente de tren bajo el viaducto Martín Gil. Con todo, esos menos de 250 hm3 están muy lejos de su estado habitual: sus 1.200 hectómetros cúbicos anegan muchas zonas hasta Montamarta e incluso hace un año, ya en plena sequía, tenía más reservas.

 

El embalse es vital para el abastecimiento del campo zamorano y se ha pasado meses casi seco, con poco más de 120 hectómetros cúbicos. En el último mes sus reservas ha aumentado de manera notable, aunque la situación sigue siendo preocupante y tiene que llover (y nevar) mucho más para que se llene con las aportaciones de los ríos.

Noticias relacionadas