La obra del Banco de España de Zamora, parada cuando hace dos años de debía estar terminada

Edificio sede del Banco de España en Zamora.

El PP critica el fracaso de las obras: "La chapuza de las obras en el Banco de España lleva el nombre de Francisco Guarido y de Antidio Fagúndez".

El proyecto para convertir el edificio sede del Banco de España en Zamora en el nuevo cuartel de la Policía Local es uno de los grandes fracasos de la política municipal. Traspasado del anterior equipo de Gobierno al actual, la unión IU-PSOE no ha sido capaz de desentrañar una 'obra-trampa'. El último intento, el pasado noviembre, fue la licitación del contrato para rematar la obra por 700.000 euros. Se estima que las obras podrían durar tres meses y que el traslado sería posible antes del próximo verano, pero ese es solo el último de los muchos plazos dados.

 

Este es un contrato 'gafe' que ha vivido incontables retrasos y que genera un importante coste para el consistorio, ya que hace años que se paga el alquiler por el edificio, que sigue siendo del Estado, y todavía no se ha podido empezar a usarlo. El Ayuntamiento paga 7.500 euros al mes desde el 1 de enero de 2015 por el aquiler de un edificio público que, hoy por hoy, está inutilizado.

 

El PP en el Ayuntamiento de Zamora ha recordado que este lunes se cumplen dos años del plazo marcado en un inicio para que las obras de acondicionamiento del Banco de España para sede de la Policía Local fueran una realidad y que, lamentablemente, “la tozuda realidad con la que nos encontramos es que allí la obra sigue completamente parada y sin visos de reanudarse en el corto plazo. Es más cuando Francisco Guarido y Antidio Fagúndez llegaron al Ayuntamiento ya existía un proyecto realizado por el anterior equipo de gobierno del Partido Popular y que ambos desestimaron cuando lo único que se tenía que haber hecho era la contratación de la obra”.

 

Los populares estiman que “los zamoranos han sido muy pacientes con esta chapucera gestión de Francisco Guarido y de Antidio Fagúndez. En agosto de 2016 ambos fueron a hacerse una foto al inicio de las obras, lo que mejor saben hacer, y una vez que empezaron a llegar los problemas ambos volvieron a usar su táctica preferida (la de esconder la cabeza debajo del ala como los avestruces, especialmente Antidio Fagúndez) y huyeron de un problema al que no han sabido dar soluciones durante el presente mandato”.

 

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de la capital ha recordado que “nosotros fuimos los primeros en alertar de la paralización de la obra en el Banco de España, entre septiembre y octubre de 2016. Entonces ya se veía que iba a ser imposible cumplir con el plazo concedido a la empresa; empresa a la que se le dieron todo tipo de facilidades y de prórrogas porque, desde un inicio, se le concedió el trabajo con una baja temeraria que, por desgracia, acabó significando lo que desde el PP nos temíamos: que lo barato ha terminado saliendo caro a todos los zamoranos”.

 

Posteriormente, han continuado los populares, “nosotros tratamos de advertir a Francisco Guarido y a Antidio Fagúndez de lo que podría pasar y los pasos que debería adoptar el Ayuntamiento, pero en su soberbia fueron incapaces de escucharnos y ahora la ciudad sigue sin un nuevo cuartel de Policía Local pese a haberse convertido en uno de los grandes retos de la izquierda cuando alcanzó el poder del Consistorio de la ciudad”.

 

En definitiva, han finalizado los populares, la chapuza de las obras en el Banco de España, por mucho que ahora traten de enmascararla o de ocultarla, lleva el nombre de Francisco Guarido y de Antidio Fagúndez; ambos incapaces de llevar a cabo una obra con un mínimo de dificultad en la ciudad durante estos cuatros años de su mandato, un mandato que, lamentablemente, se convertirá en cuatro años perdidos para Zamora y para los zamoranos”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: