La obra del vial suma seis meses de retraso pendiente de encontrar empresa que asegure el acceso al Hospital

Uno de los extremos del acceso al Hospital.

La obra, fundamental para poner en marcha el nuevo Hospital, está pendiente para 2019 tras la adjudicación fallida del contrato el pasado mes de junio.

El año 2019 debe ser, al fin, el del nuevo Hospital de Salamanca. Pero parece que todo lo que rodea a esta obra se ha contagiado de los retrasos que acumula el nuevo centor, que hace años que tenía que estar terminado. Lo mismo, dentro de un orden, le ocurre a la nueva calle de acceso al complejo hospitalario, una obra faraónica, millonaria y trascendental para que los salmantinos puedan usar su nuevo hospital cuando empiece a funcionar.

 

La obra del vial acumula ya seis meses de retraso y sigue a la espera de encontrar una empresa que se haga cargo, con garantías, de su ejecución. Encontrarla es vital porque sin este vial, una nueva calle de unos 600 metros de largo, es imposible poner en marcha de manera operativa el nuevo Hospital. El Ayuntamiento de Salamanca se afana en una nueva adjudicación que todavía no está resuelta y que, previsiblemente, no lo estará ya hasta entrado 2019.

 

A día de hoy, está en marcha la licitación tras haber invitado a un grupo de empresas a presentar sus ofertas. El contrato salió el 20 de noviembre y el pliego de condiciones se conoció el día 21; se ha hecho por procedimiento restringido para intentar acelerar los trámites, y ha pasado más de un mes desde su inicio. El equipo de Gobierno va con pies de plomo en este asunto porque no quiere un nuevo tropiezo y el contrato se ha blindado: sale más barato y con más cláusulas de penalización.

 

El contrato se adjudicó el día 28 de junio y cumple ahora esos seis meses de retraso sin que se haya encontrado empresa que lo ejecute. Esos seis meses afectarán directamente al funcionamiento del Hospital porque, como ya dijo el consejero de Sanidad, es "imprescindible" que el vial esté terminado. El plazo de la obra es de 12 meses a partir de la firma del contrato, y es una obra complicada.  No estará terminada, al menos, hasta finales de 2020, siempre y cuando no haya más retrasos.

 

Las obras para la ejecución del Vial del Complejo Hospitalario fueron adjudicadas por importe de 4.420.191,82 euros, con un plazo de ejecución de 12 meses y un plazo de garantía adicional de 25 meses a una UTE en la que estaba una empresa del multimputado empresario leonés José Luis Ulibarri. Sin embargo, no llegaron a ejecutarse y se ha roto el contrato porque casi cinco meses después de la fecha prevista para el inicio no se había hecho nada. El equipo de Gobierno del PP intentó ocultarlo mientras pudo, pero en octubre el grupo Ganemos sacó a la luz los retrasos de la obra.

 

Detrás de la demora había un conflicto soterrado entre el Ayuntamiento y la empresa, que había llegado a pedir 700.000 euros extra por ejecutar la obra sin que saliera a la luz pública; sólo se supo cuando se denunció el retraso de la obra. El equipo de Gobierno anunció penalizaciones e incluso impidió a la empresa que entrara en la obra, pero estaba totalmente superado por las circunstancias. Después, se vio obligado a pedir la cooperación de los grupos de la oposición para salir del atolladero: el PSOE propuso la solución, negociar con la empresa una salida pactada, y el resto de grupos se mostraron de acuerdo y lo apoyaron en el pleno. 

 

Eso ha permitido liberar el contrato, aunque devolviendo 182.000 euros de fianza y con casi cinco meses de retraso acumulado que van a complicar la puesta en servicio del Hospital. No se hará, en todo caso, hasta 2019 ya que se ha desviado presupuesto de los primeros pagos previstos en 2018 para otras cuestiones. Y no estará listo, si no hay más retrasos, hasta 2020, cuando buena parte del nuevo hospital ya esté operativo.