La Obra Social 'la Caixa' presenta una campaña destinada a juguetes para niños y niñas en situación de vulnerabilidad

El objetivo de la campaña es que los menores y familias acompañados desde los proyectos específicos de Cruz Roja Española, puedan adquirir los juguetes de forma normalizada a través de una tarjeta bancaria.

El Presidente de Cruz Roja Española en Castilla y León, José Varela Rodríguez, y el director del Centro de Instituciones de CaixaBank en Castilla y León - Asturias, Alberto Navarro García, han presentado esta mañana la campaña de ayuda destinada a juguetes y artículos para menores, en la que la entidad bancaria pone a disposición de Cruz Roja 40.000 euros, que se distribuirán entre niños y niñas pertenecientes a más de 1.100 familias en situación de exclusión o riesgo que atiende Cruz Roja Española en nuestra comunidad, para poder facilitar la compra de juguetes en establecimientos comerciales de sus localidades.

 

El objetivo de la campaña es que los menores y familias de los proyectos específicos de Cruz Roja Española en Castilla y León, puedan adquirir los juguetes evitando la estigmatización, según sus deseos e ilusiones adecuando las características de los juguetes a los intereses y perfiles de cada menor, al igual que lo hacen aquellos que no se encuentran en situación de exclusión y/o vulnerabilidad social. Para ello, es importante la sensibilización, que forma parte del proyecto, el juguete como elemento para educar, nuevo, no bélico y no sexista.

 

Las familias podrán utilizar las tarjetas en jugueterías y establecimientos afines, adquiriendo no solo juguetes, sino otros artículos infantiles relacionados con el ocio y el deporte.

 

Una vez finalizada esta campaña, las tarjetas podrán ser utilizadas por Cruz Roja para que estas u otras familias puedan acceder a productos de primera necesidad (alimentos, medicación, higiene,…).

 

Las tarjetas se destinarán a familias que están inmersas en un proceso de acompañamiento desde los diferentes programas y proyectos de Cruz Roja, se priorizarán los casos con mayor necesidad, teniendo en cuenta el número de menores, los ingresos y gastos familiares.

 

Las tarjetas se repartirán desde los servicios de Cruz Roja.