La ONCE y su importante labor para integrar a las personas discapacitadas en puestos de trabajo
Cyl dots mini

La ONCE y su importante labor para integrar a las personas discapacitadas en puestos de trabajo

Desde el programa Inserta Empleo animan a las empresas a asumir "el reto y la oportunidad" de mostrar su compromiso con las personas con discapacidad en el momento actual, marcado por la crisis de la Covid-19.

Ser una persona con discapacidad no implica no poder tener un trabajo, por ello desde la Fundación ONCE aúnan esfuerzos para adoptar proyectos y acciones dirigidas a promover y posibilitar la inclusión plena de estas personas, siendo conscientes de que para la consecución de su objetivo son necesarios todos los medios disponibles por los poderes públicos, las instituciones, los agentes sociales, empresariales y la sociedad en general. Con este fin la fundación desarrolla programas como el Programa Inserta.

 

Inserta se dirige a empresas que incluyen dentro de sus políticas estratégicas la implementación de un sistema de gestión basado en los principios que propugna la Responsabilidad Social Corporativa, fundamentalmente a través de la integración voluntaria de las preocupaciones sociales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus Grupos de Interés, y específicamente fomentando su compromiso con el colectivo de personas con discapacidad, para lo cual Fundación ONCE pondrá a disposición de la empresa su asesoramiento especializado.

 

En Inserta Empleo desarrollamos dos programas que se financian gracias a los Fondos Sociales Europeos. Por un lado, uno de garantía juvenil para personas con menos de 30 años. Por otro, uno más generalizado para el resto de discapacidades. Hasta ahora, los técnicos se desplazaban diariamente para visitar a los posibles beneficiarios. Y también había una labor con las empresas para conocer los perfiles de trabajo que demandaban y cruzarlos con nuestros usuarios”, comentan desde la organización.

 

Desde su nacimiento en 2009, Inserta continúa con el trabajo de intermediación laboral desarrollado por la antigua Fundosa Social Consulting, creada en 1990, y en la que más de 3.500 empresas han depositado su confianza por su gestión en materia de inclusión laboral. 

 

Fundación ONCE anima a las empresas a contar con personas con discapacidad en el entorno Covid-19. Si la pandemia ha interrumpido el día a día de todos, imaginemos cómo pueden ser las dificultades añadidas para las personas con discapacidades físicas o mentales. Para ellos, el parón ha alterado experiencias y esfuerzos para acceder al empleo. La directora adjunta de Formación y Empleo y Transformación de Fundación ONCE y secretaria general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, asegura que las personas con discapacidad "generan competitividad y rentabilidad", unas características que ha calificado como "razón de ser de las empresas" y ha destacado la capacidad de resiliencia de estas personas que están acostumbradas a superar obstáculos.



Empresas como el Corte Inglés promueven la inserción de personas con discapacidad. En el acuerdo firmado recientemente fomentan iniciativas encaminadas a la consecución de la accesibilidad universal y el diseño para todas las personas, incluidos los espacios virtuales en los edificios y sus instalaciones y servicios, poniendo el foco además en la accesibilidad tecnológica de sus canales de venta online.

 

DATOS ESPERANZADORES

 

Durante el año 2019 Castilla y León ha ayudado a 1.318 personas con discapacidad a insertarse en el mercado laboral. En total ha concedido casi 6,7 millones de euros a 822 municipios de la región,lo que supone un importante aumento al respecto del año 2018 cuando tan solo 796 municipios fueron los que la recibieron  y en la que se ayudaron a 58 personas menos que en el 2019. En este 2020 hay que esperar pues la pandemia ha trastaco todo bastante.

 

A nivel nacional Inserta Empelo ha atendido a más de 7.000 personas con discapacidad desde el día 16 de marzo, primer día en el que se tuvieron que cerrar todas sus oficinas y se puso en marcha el teletrabajo debido al estado de alarma decretado por el Gobierno a causa de la pandemia de Covid-19. Mientras en Castilla y León la fundación ha atendido en la comunidad autónoma de Castilla y León más de 300 personas.

 

La crisis sanitaria actual ha obligado a Inserta a realizar un esfuerzo para seguir atendiendo a las necesidades de las personas con discapacidad de forma no presencial, tanto en lo que se refiere a su formación como en el acceso al empleo.