La plataforma contra las macrogranjas denuncia que se quiere convertir Zamora en "un tsunami de mierda"

Protesta por los proyectos de macrogranjas porcinas en Pozuelo de Tábara y Faramontanos.

Advierten que ya hay 48 explotaciones en la provincia y que se está tramitando una más en la comarca de Alba, cerca del embalse de Ricobayo.

Las plataformas contra las macrogranjas surgidas en la provincia de Zamora han denunciado que las empresas "quieren convertir el territorio en un tsunami de mierda con la connivencia de la Junta de Castilla y León". Así lo ha manifestado Marisol Gómez, una de las portavoces de la Plataforma Anti-Explotaciones Industriales de Porcino de Tierra de Alba, quien ha asegurado que la Administración regional "ni siquiera se lee los expedientes que tiene encima de la mesa".

 

La iniciativa ciudadana contra este modelo de negocio en la provincia de Zamora ha analizado este martes cuál es actualmente la situación de la problemática de las macrogranjas. "Nos encontramos con 48 explotaciones que ya están fijas en el territorio y otras tantas que quieren construir. ¿Cuántas más quiere la Junta? ¿Cien, doscientas?", se ha preguntado Gómez.

 

La portavoz de esta plataforma ha sido tajante sobre el origen del problema. "Lo que está pasando es que vienen empresas a Zamora porque en otros sitios les obligan a tratar los purines, mientras que aquí la Junta mira para otro lado. Vienen a invadirnos y a meternos mierda en nuestras casas y la Junta no hace nada porque aquí hay muchos intereses económicos", ha indicado.

 

La plataforma ha ofrecido detalles sobre una nueva explotación cuya construcción está prevista en la comarca de Alba, cerca del embalse de Ricobayo. "Ya casi nos indigna tanto la intención de construir macrogranjas como la manera que tiene la Junta de tramitar los expedientes", ha señalado Luis de Nicolás, otro de los representantes. "En ese expediente figuran 375 hectáreas en las que la empresa pretende arrojar los purines, aunque según nuestros cálculos serían tan solo 312 hectáreas las que corresponden a las fincas del documento", ha analizado.

 

"Después de eso, hemos buscado propietario por propietario y muchos ni siquiera sabían que sus propiedades estaban incluidas, por lo que han escrito a la Junta para que las retire del proyecto. Con todo esto, el número de hectáreas se queda en 94, frente a las 375 iniciales", ha defendido. Es por ello que, según la plataforma, la Junta de Castilla y León "ha caído en la negligencia o, peor aún, se ha saltado la Ley consintiendo esto". Los representantes han llamado a la movilización ciudadana "para que Zamora no se convierta en un estercolero".