La poesía de León Felipe se instala en Varsovia con una exposición en el Instituto Cervantes y una antología

Los versos de León Felipe, en una parada de autobús en Varsovia.

El Instituto Cervantes de Varsovia presenta la exposición 'León Felipe, ¿quién soy yo?' organizada por Acción Cultural Española (AC/E), Embajada de México en Polonia e Instituto Cervantes y comisariada por la Fundación León Felipe de Zamora.

El Instituto Cervantes de Varsovia acoge a partir de este día 25 de abril la exposición 'León Felipe, ¿quién soy yo?', organizada conjuntamente por Acción Cultural Española (AC/E), y la Fundación León Felipe con la colaboración del Ayuntamiento de Zamora, para conmemorar este año el 135 aniversario del fallecimiento del escritor que ha tenido una importancia y una influencia fundamental en la poesía española del “Siglo de Plata” que incluye figuras como García Lorca o Machado y cuyos textos han sido versionados y analizados en innumerables ocasiones.

 

León Felipe tuvo una vida tan apasionante como poco conocida. Fue farmacéutico, cómico, presidiario, viajero por África, profesor y agregado cultural… Sin embargo, su obra, de difícil catalogación, y su permanente distanciamiento de escuelas y corrientes literarias hizo que un halo de misterio rodeara siempre su producción poética.

 

León Felipe, ¿quién soy yo? consta de materiales gráficos, fotográficos, plásticos y otros,
que aborda no solo el legado, sino la figura de León Felipe
, porque en palabras del
comisario Alberto Martín, “es un personaje muy desconocido y no se trataba solamente de
situar unas fechas límite, su nacimiento en 1884 y su muerte en 1968. Queríamos hablar
de la intensa biografía y de su obra, así como del impacto de su producción poética y de
sus relaciones personales”
, explica. “Felipe Camino estuvo en contacto con grandes
figuras, un aspecto que considerábamos importante. Tal es el caso de Buñuel, Lorca o Max
Aub, o incluso la transcendencia de León Felipe en palabras de Vicente Aleixandre o
Gabriel Celaya”
.

 

El nombre de León Felipe, no sale entre los primeros cuando se debate sobre poemarios o antologías de autores españoles. Su temprana marcha de España y un difícil encuadre en una generación literaria concreta provocaron su progresivo alejamiento. Pero quizás sea este uno de los grandes atractivos para el lector: el (re)descubrimiento. Sumergirse en sus versos es abrir una ventana a un profundo universo vital y literario.

 

León Felipe, ¿quién soy? Una antología poética es una selección que suele responder al deseo de presentar aquellos versos que tienen mayor interés para que sean recordados. Pero no es el caso de esta edición. Ni nunca lo fue para nuestro poeta. León Felipe argumentaba que era el Viento, el paso del tiempo, el verdadero antólogo sin que primara ningún otro criterio. No cabe duda de que esta antología polaca responde de nuevo a esas circunstancias.

 

El Viento que empujaba a León Felipe, como él mismo describió, lo ha llevado esta vez hasta Polonia. Y ese impulso le ha hecho cruzar las puertas del Instituto Cervantes, uno de los baluartes de la lengua española que él tanto amaba, para extender los brazos y preguntarnos una vez más ¿Quién soy yo?, como tantas veces ha hecho desde su obra. Dejemos que nos lo explique