Cyl dots mini

La precariedad laboral convierte el crónica la pobreza de los zamoranos que la sufren

Foto: EUROPA PRESS

Cáritas alerta sobre la "cronificación" de la pobreza en Zamora. Hay menos necesitados, pero sus solicitudes de atención son mayores.

La disminución de personas atendidas en Cáritas Zamora durante el pasado año, con 11.333 usuarios, lo que significa 600 necesitados menos, no ha sido recogida como un buen dato por la delegación zamorana, puesto que, según ha explicado el delegado diocesano, Antonio Jesús Martín de Lera, "además de que la bajada es muy ligera, sí se han incrementado el número de atenciones, es decir, hay una mayor demanda, por lo que se cronifica la pobreza", ha lamentado.

 

Esta ayuda es principalmente demandada para ayudas en alimentación, alquiler o pagar facturas de luz, según se ha desprendido del informe de Cáritas 2017. "Esta situación cada vez más anquilosada se debe también a la precariedad laboral y a que muchas familias han dejado de recibir ayudas sociales", ha lamentado Martín de Lera.

 

Durante el pasado año, Cáritas Zamora ha invertido un total de 10,1 millones de euros en sus diversos programas. Entre ellos destaca el destinado a las personas mayores, que se ha llevado una inversión de 6,5 millones de euros. Inmigrantes, reclusos, infancia o drogodependientes son otros de los colectivos a los que Cáritas ha tendido la mano.

 

Especial mención ha realizado también el delegado diocesano de Zamora a la labor de los voluntarios. El número de estos se ha visto reducido durante 2017, quedándose en 762 efectivos. La bajada se ha debido, según ha explicado Martín de Lera "al fallecimiento de los voluntarios más veteranos y a que los jóvenes han tenido que irse fuera de Zamora al no encontrar trabajo aquí". A este respecto, el delegado ha destacado que desde Cáritas se ha dado ejemplo con la creación de 300 empleos en sus diferentes programas.