La recaudación por multas en Zamora marca un récord gracias a los radares

Imagen de un vehículo captada por un radar de tráfico.

Los ingresos de Tráfico por multas superan los 6,1 millones, su cifra más alta de los últimos años. La mitad vienen de las sanciones con radares, que supusieron más de tres millones de euros de recaudación, un 25% más que en 2013.

La recaudación de la Dirección General de Tráfico en materia de multas batió un récord el pasado año en Zamora. La cifra, que se ha dado a conocer este viernes en una respuesta parlamentaria, ha alcanzado los 6.197.364,65 euros, un máximo reciente. Y se ha elevado tanto gracias al empuje de las sanciones puestas con radares, fijos y móviles, con los que se controlan y sancionan los excesos de velocidad.

 

Según los datos ofrecidos en el Congreso, durante 2014 se rozaron esos 6,2 millones de euros de recaudación por multas en las carreteras zamoranas. En 2010 el total superó los 5,2 millones, para bajar ligeramente en 2011, pero en 2013 se fue hasta los 5,7 millones de euros. Así que el año pasado fue de récord, algo que ya se había apreciado mediado el año porque en julio se habían superado los tres millones de euros.

 

Buena parte de la responsabilidad de este aumento de recaudación la tienen los radares. Es una de las fuentes principales para el control de la infracción más extendida, los excesos de velocidad, que también están entre los delitos multados con mayor cuantía económica. Así, el año pasado la recaudación de los radares colocados en carreteras y autovías zamoranas alcanzó los 3.050.686,60 euros según las cifras oficiales. Es un dato mucho más elevado que el de los últimos años: de hecho, en 2013 se rozaron los 2,5 millones y en 2012 fueron 1,8 millones de euros los que entraron en las arcas de Tráfico gracias a los radares.

 

Y eso cuando la tendencia ha sido a la baja. La DGT recaudó 68 millones menos en multas de tráfico de 2011 a 2013, al pasar de 458 millones de euros en 2011 a 389 millones en 2013. En los últimos tres años, se ha registrado un descenso continuado en la recaudación por este tipo de sanciones ya que se pasó de 458 millones de euros en 2011, a 406 millones en 2012 y 389 millones en 2013.