La restauración del retablo mayor de la iglesia de Hermisende, un paso para conservar el patrimonio histórico en el noroeste de la provincia
Cyl dots mini

La restauración del retablo mayor de la iglesia de Hermisende, un paso para conservar el patrimonio histórico en el noroeste de la provincia

Iglesia Hermisende

Obra de José Antonio Ferreiro, es de estilo neoclásico, correspondiente al primer tercio del siglo XIX, y está hecho en madera, aparejo, bol, oro, pintura al temple y óleo.

La Diputación de Zamora y el Obispado de Astorga (León) promueven la restauración del retablo mayor de la iglesia de Hermisende con un presupuesto de casi 22.000 euros, financiados con cargo al Convenio 2020, suscrito entre ambas instituciones para conservar edificios del patrimonio histórico en el noroeste de la provincia de Zamora.

 

El convenio también incluye la restauración del retablo mayor de la ermita de Peque y las imágenes del retablo mayor de la ermita de San Miguel de Lomba.

 

El acuerdo se refiere a edificios de las 127 parroquias de la Diócesis de Astorga, situadas en Sanabria, La Carballeda, Los Valles de Benavente y parte de Aliste que, sin estar calificados oficialmente como monumentos y sin gozar de la protección y beneficios que a tal condición reconoce la legislación vigente, constituyen “una importante parcela del patrimonio arquitectónico provincial merecedora de ser mantenida en buen estado de conservación”.

 

El vicepresidente segundo de la Diputación de Zamora y diputado de Educación, Cultura, Deporte, Turismo y Promoción del Territorio, Jesús María Prada, visitó la Iglesia de Santa María de Hermisende con motivo de la finalización de las obras de restauración del retablo mayor. La visita también contó con la presencia del diputado provincial por Sanabria-La Carballeda, Ramiro Silva; el alcalde de la localidad, José Ignacio González, y el párroco, Fernando García.

 

El retablo mayor de la Iglesia Santa María de Hermisende, obra de José Antonio Ferreiro, es de estilo neoclásico, correspondiente al primer tercio del siglo XIX, y está hecho en madera, aparejo, bol, oro, pintura al temple y óleo, según indicaron fuentes de la Institución provincial. El templo, de estilo barroco, fue construido a finales del siglo XVIII.

 

El Convenio 2020-2021 para intervenciones en bienes inmuebles, que cuenta con una partida de 200.000 euros, aportada al 50 por ciento por las partes firmantes, contempla reparaciones varias en la iglesia de Manzanal de los Infantes, el solado y tejado de la iglesia de Micereces de Tera, y las intervenciones en la cubierta del santuario de La Virgen de La Carballeda, en Rionegro del Puente; en la cubierta de las sacristías de la iglesias de Villanueva de Valrojo y Sampil de Sanabria; en la cubierta y paramentos de la iglesia de Terroso y en la cubierta el templo de Vega de Tera.