La sanidad en Sanabria: un solo médico de guardia para una taquicardia, una epilepsia, una hipotermia y un accidente
Cyl dots mini

La sanidad en Sanabria: un solo médico de guardia para una taquicardia, una epilepsia, una hipotermia y un accidente

Una médico que tuvo que hacer una guardia de 17 horas sola con dos enfermeras relata la dantesca situación que vivió este 22 de noviembre. Ha decidido poner una denuncia.

La situación de la sanidad pública en Sanabria empieza a ser desesperada. El último caso es una guardia dantesca, con una sola médico por falta del segundo facultativo previsto, que ha llevado al límite a una profesional. El día 26 de noviembre, una médico decide registrar un escrito al Gerente de Asistencia Sanitaria con lo acontecido en la guardia del día 22 de noviembre de 2018, donde realizó la guardia de 17 horas, en el Centro de Salud, desde las 15:00 horas hasta las 08:00 horas del día 23 de noviembre de 2018. De los dos módulos de guardia médica asignados faltaba un módulo por lo que tuvo que realizar la guardia ella sola, con dos enfermeras.

 

A las 17 horas llegó al centro de salud un paciente con una reacción alérgica que requirió movilizar la UME al Hospital de Benavente. En el transcurso de este traslado se recibió en el Centro de Salud un paciente con una taquicardia sinusal (18:15 horas) y mientras estaba atendiendo a este paciente recibió un aviso de un paciente de otra localidad distante 15 kilómetros que estaba en mal estado por una hipotermia (19 horas).

 

En ese momento activó a través del 112 el plan de contingencia y la USB se va a la localidad para traer el paciente al Centro. A pesar de que la USB da una respuesta rápida en el traslado, entre el viaje de ida-vuelta trascurren más de 30 minutos. El paciente llega en estado crítico, aunque lo logró estabilizar y aviso al 112 para que a este paciente se le trasladara con la UME al Hospital.

 

Debido a que la UME no había vuelto del traslado con el primer paciente, tuvieron que esperar a realizar el traslado, y es en este espacio de tiempo cuando recibió la llamada de un accidente de tráfico (19,50 horas) en la que es necesario también a trasladar a uno de los accidentados que llegó al Centro y le sobrevino un ataque epiléptico.

 

Activó el 112 para requerir que se enviara la UME para realizar el traslado al Hospital, y cuando la UME llegó del traslado del primer paciente a Benavente, la médico decidió que el paciente de la hipotermia fuera trasladado a Zamora en la USB y el médico de la UME decidió que el paciente con el ataque epiléptico fuera trasladado también por la USB, por lo que pidieron que se llamara a la USB de Mombuey para proceder al traslado de este paciente. A las 21 horas llegó al Centro también un paciente con una crisis hipertensiva.

 

Esta médico indica en el escrito que la situación vivida esa tarde no se la desea a nadie como profesional, pues tuvo momentos en el que el estrés y la ansiedad generada pusieron en riesgo grave su salud, y debido a ello en alguno de los momentos la seguridad asistencial de los pacientes también estuvo en peligro a pesar de la enorme profesionalidad con que el equipo que estaban en el Centro esa tarde, las dos enfermeras y ella misma, fueron capaces de resolver la grave situación asistencial vivida.

 

Parece lógico que esta médica le pida soluciones al gerente y le exija que, para garantizar la salud de los profesionales y la seguridad asistencial de los pacientes tome las medidas necesarias para que esta situación que vivió en la guardia del día 22 de noviembre de 2018 no se vuelva a repetir y garantice que los dos módulos de guardia médica y los dos módulos de guardia de enfermería estén disponibles todos los día del año.

 

Esta es una de las múltiples situaciones vividas en los últimos años. La escasez de profesionales denunciadas en varias ocasiones son indicativas del abandono colectivo y manifiestamente ilegal del servicio sanitario público del ZBS de Sanabria, al no haber actuado las autoridades sanitarias conforme al ordenamiento jurídico, poniendo en grave riesgo la seguridad asistencial que los profesionales han de proporcionar a los pacientes.

 

Ante esta situación, la FeSP-UGT ha anunciado que acudirá al juzgado en defensa de los intereses tantos de los profesionales como de los ciudadanos. Son los profesionales los que, con una actitud positiva, quieren darle solución a los problemas que se presentan en la zona de Sanabria y están contribuyendo con ello a que los ciudadanos puedan recibir la asistencia sanitaria que por derecho les corresponde.

 

La FeSP-UGT considera que la actuación de la Consejería y de los gerentes atenta contra derechos fundamentales recogidos en la Constitución española, tales como el derecho a la vida y a la integridad física, y a otros como el derecho a la protección a la salud, recogido en el artículo 43 de la misma. Las reiteradas denuncias del sindicato acerca de las graves carencias sanitarias de la Zona Básica de Salud (ZBS) de Sanabria, no han tenido una respuesta satisfactoria de la administración sanitaria y, lejos de solucionar los problemas existentes, la falta de medidas efectivas provoca que se agraven cada día más.