La sequía permite asomar los restos de Argusino por primera vez en cinco años

Restos de Argusino de Sayago, bajo las aguas del pantano de Almendra.

La bajada del Pantano de Almendra descubre un pueblo de Zamora sepultado bajo el agua hace 50 años. Los restos del cementerio son visibles por primera vez desde 2012.

Las bajas aguas del Pantano de Almendra han sacado al descubierto parte del cementerio de la localidad zamorana de Argusino de Sayago, que quedó sepultada bajo el agua y que este año celebra su 50 aniversario. Desde entonces, las aguas del embalse han permitido a los nativos y descendientes de este pueblo vislumbrar sus resquicios en tres ocasiones (1982, 2012 y 2017), según ha indicado la asociación Cultural 'Argusino vive' a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Las primeras cruces improvisadas sobre el hormigón resquebrajado han supuesto el primer anuncio "emocionado" del pueblo sumergido, un descubrimiento que los integrantes de 'Argusino vive' han recibido como un "regalo" que el pueblo ha hecho a los argusinejos en el cincuentenario de su hundimiento. Desde su último resurgir en 2012, los vecinos de este municipio no habían oteado el que fuese su pueblo natal, razón por la cual muchos de ellos no han podido apartar la vista por si las aguas retornaban y les impedían volver a verlo.

 

Las redes sociales han servido como vehículo transmisor entre los argusinejos repartidos por el mundo, como es el caso de Francisco Martín, quien ha expuesto sus sentimientos ante las ruinas del pueblo resurgido: "Se quedaron abrazados a la tierra, bajo los cielos de agua, y cuando el sol acaricia las cruces, se llega a sentir el palpitar de las piedras y la humedad de las lágrimas".