La Serie A italiana, en riesgo de "colapsar" si los estadios siguen con público reducido

Cristiano Ronaldo en el Juventus-Sampdoria - Marco Alpozzi/LaPresse via ZUMA / DPA

El director ejecutivo de la Serie A pide que se pasen de los actuales 1.000 espectadores a acoger al menos el 25% de la capacidad.

El director ejecutivo de la Serie A, Luigi de Siervo, ha asegurado que la liga italiana "corre el riesgo de colapsar" por las pérdidas provocadas por la pandemia de coronavirus, y ha solicitado al Gobierno italiano que los estadios puedan acoger espectadores hasta el 25% de su capacidad.

 

"El fútbol es una industria para todo el país. El daño de la pandemia no afecta solo a la Serie A, sino también a las ligas menores. El impacto del coronavirus fue devastador. La Serie A obtiene unos 1.400 millones de ganancias, pero los gastos son prácticamente los mismos. Sin patrocinadores y sin ingresos de taquilla, el sistema corre el riesgo de colapsar", advirtió en una entrevista en Radio Rai, estimando las pérdidas en "más de 500 millones de euros".

 

Por ello, solicitó al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que se permita aumentar la afluencia a los estadios, que actualmente es de 1.000 personas. "Estamos muy atentos a la curva epidémica, pero creemos que podemos acercarnos al 25% de asistencia del público en los estadios con pasos intermedios", explicó, afirmando que el porcentaje "puede subir con el tiempo".

 

"El objetivo es reiniciar todo con sentido común, sin forzar los tiempos. El fútbol no quiere un trato privilegiado frente al resto del país, pero tampoco quiere estar en desventaja. En el estadio hay grandes espacios abiertos, podemos distanciar a la gente", manifestó.

 

Además, De Siervo puso como ejemplo la final de la Supercopa de Europa en el Puskas Arena de Budapest. "Se admitió a 16.000 espectadores, el espectáculo fue importante y entendí cómo gestionaban estos flujos de gente con un protocolo menos estricto que el nuestro. Consiguieron gestionar un público importante", subrayó.

 

En cuanto a los derechos televisivos, la tabla de la salvación a la que se agarra la competición, el dirigente transalpino aseguró que la situación "es compleja". "Tenemos un interlocutor fuerte como Sky y DAZN hizo una importante inversión, pero creo que tendremos sorpresas positivas a pesar del hecho de que hoy en día no hay una competencia tan fuerte como cuando existía Mediaset. También estamos despertando interés en operadores como Amazon y Netflix: queremos que el fútbol sea el producto con el que las empresas intenten llevar una propuesta de contenidos más rica a nuestros hogares", manifestó.

 

Actualmente, entre seis y ocho fondos de inversión luchan por los derechos audiovisuales de la liga italiana. "Si los clubes lo confirman el 9 o el 10 de octubre, será un intento de revolución evolutiva en nuestro fútbol. Si logramos introducir capital privado que nos pueda ayudar a desarrollar la marca, podríamos encontrarnos al final de esta crisis mucho más cerca de la Premier League", concluyó.