La Tarasca, una mesa redonda y actividades infantiles por los 125 años de Ramón Álvarez

El concejal Víctor López y representantes de La Morana y el Etnográfico.

El Ayuntamiento de Zamora presenta nuevos actos de homenaje al imaginero zamorano. En este caso, la tradicional salida de La Tarasca por el Corpus, una mesa redonda sobre su figura y un taller para difundir su figura entre los más jóvenes.

El concejal de cultura y festejos, Víctor López, ha presentado esta mañana los actos del 125 aniversario del fallecimiento del imaginero zamorano Ramón Álvarez, que recibe un nuevo homenaje tras la exposición que se le dedicó hace unas semanas. En esta ocasión, se trata de una mesa redonda de debate en el Museo Etnográfico, el pasacalles de La Tarasca de Zamora y una actividad infantil.

 

El protagonismo será especial de La Tarasca, que saldrá a la calle con motivo de la festividad del Corpus los días 21 y 22 de junio. El desfile será responsabilidad de La Morana, la asociación que se encarga del mantenimiento de la escultura durante todo el año, en colaboración con el Museo Etnográfico, que acoge la obra.

 

El concejal ha explicado que se trata de rendir homenaje al autor de la talla con motivo de su 125 aniversario, “dando testimonio de que la amplitud de la obra de este autor no se circunscribe a la Semana Santa”, y resaltar esta obra que demuestra la capacidad de conectar con lo popular del imaginero. La Tarasca fue encargada en 1886 por el Ayuntamiento de Zamora a Ramón Álvarez como elemento alegórico del Barroco que no es único de la capital, sino que se da en más localidades. Su función es anunciar la salida procesional del Santísimo Sacramento, y el conjunto antecede a la procesión. Su recorrido, previsto durante la noche de Vísperas (día 22) y en la mañana del Corpus (día 22) será por el casco antiguo y la Plaza Mayor y estará acompañada por gigantes y gigantillas de La Morana.

 

Además, se celebrará un taller especial para jóvenes que tratará de ampliar el conocimiento de este singular autor entre los más pequeños, como ya se ha hecho con otros valores de la ciudad como el Románico. Se celebrará en La Alhóndiga durante el mes de julio, para dos franjas de edad, con el objetivo de que a través de actividades lúdicas y plásticas se conozca la vida del autor; se visitará los lugares significativos para el imaginero y se intentará dar a conocer, como un juego, cómo se confeccionaban las obras del autor de referencia de la Semana Santa zamorana.

 

En cuanto a la mesa redonda, que se celebra este viernes, día 13 de junio, La Morana ha buscado conferenciantes del patrimonio, la historia, la restauración o la arquitectura para ofrecer una visión lo más amplia posible del imaginero. Se ha elegido el formato de mesa redonda de debate para darle un mayor dinamiso.