La UEFA sanciona con dos partidos a Sergio Ramos por forzar una amarilla

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid

No podrá jugar la vuelta ante el Ajax y, si el Real Madrid pasa ronda, también se perdería la idea de los cuartos de final. 

Así lo ha decidido el Comité de Control y Disciplina de la UEFA este jueves. El castigo, de dos encuentros, se desglosa así: Un partido de sanción por acumulación de amonestaciones y otro por provocar esa tercera tarjeta que conllevaba sanción.

 

Sergio Ramos ya fue sancionado en el año 2010 por el mismo motivo, ante el mismo rival y en el mismo campo. La UEFA considera probado que el central vio "a propósito" la tarjeta amarilla y de ahí el castigo.

 

Tras el partido de ida ante el Ajax, el central merengue, que reconoció haber provocado la tarjeta en los últimos minutos del partido para llegar "limpio" a los cuartos, ha pagado sus declaraciones en la zona mixta posteriores al choque. "He buscado la tarjeta, te mentiría si dijera lo contrario", indicó el andaluz a los medios. Ramos quiso rectificar sus declaraciones un día más tarde, pero no ha conseguido que tuvieran efecto. "No tenía otra opción que hacer esa falta para cortar un contragolpe (...) Si yo hubiera querido forzar una sanción, pude haberlo hecho en la fase de grupos", dijo el de Camas.