La última EPA de 2014 atribuye a Zamora 22.700 parados y aumento en el número de ocupados

El número de parados según la Encuesta de Población Activa bajó en el último trimestre del año pasado, pero está casi en su cifra más alta de la crisis. Se ha ido incrementando paulatinamente, en paralelo con el aumento del paro registrado desde verano.

El último dato de 2014 en torno al desempleo deja sabor agridulce en Zamora. Según la Encuesta de Población Activa, en el último trimestre de 2014 la provincia tenía 22.700 parados, a pesar de que había aumentado el número de ocupados gracias también a un aumento de los declarados activos, es decir, en edad y disposición de trabajar. El dato de parados ha bajado en 100 con respecto al tercer trimestre de 2014, pero la cifra es prácticamente la más alta desde que comenzó la crisis. Y está muy lejos de los 20.400 con los que empezó el año o los 19.900 del cuarto trimestre de 2013.

 

De este modo, la EPA confirma la tendencia que dejó el dato del paro registrado en las oficinas del Ecyl a pesar de la diferente elaboración de ambos datos: que la crisis del paro está todavía lejos de estar resuelta. Así, los 22.700 parados que refleja la EPA elevan el dato del paro registrado, que terminó 2014 con 18.048 zamoranos inscritos en las oficinas del Ecyl como parados. Un dato positivo, pero que tendió al alza en los últimos cuatro meses del año, desandando el camino de la primera parte del año. Exactamente lo mismo que la EPA, que terminó 2013 a la baja, pero que ha ido incrementando la cifra de parados durante el año pasado.

 

Con ello, la provincia termina con una tasa de paro por encima del 26% (26,62% exactamente), más baja que la del tercer trimestre, pero cerca de sus máximos de los últimos años. Además, está tres puntos por encima de la media nacional. Eso sí, el aumento de los ocupados y la reducción de población hace que la tasa de ocupación haya escalado hasta el 53%, su nivel más alto de los dos últimos años.

 

En el lado positivo, el aumento de los ocupados, que llega a los 62.700, su dato más elevado de los últimos años y que es el reflejo en la EPA del aumento de la contratación; también aprovecha el incremento de los activos, la población mayor de 16 años en disposición de trabajar, que ha subido ligeramente lo que permite que, al tiempo que aumentan los ocupados, también lo hagan los parados. Algo en lo que también es clave la reducción del número de los que se declaran inactivos, casi 10.000 menos que a finales de 2013, personas que están buscando empleo.

Noticias relacionadas