La USAL impulsa la investigación con el primer 'Laboratorio de neuroimagen funcional para el análisis de la interacción social'

Laboratorio de neuroimagen funcional para el análisis de la interacción social de la USAL (Foto: USAL)

Es la primera infraestructura de este tipo y estará a disposición de los grupos de investigación de las universidades públicas de Castilla y León.

La Universidad de Salamanca impulsará desde este martes la investigación de la Castilla y León gracias a la puesta en marcha del primer 'Laboratorio de neuroimagen funcional para el análisis de la interacción social'.

 

Se trata de "un equipamiento singular en el campo de las ciencias sociales y del comportamiento en nuestra región ya que constituye la primera y única infraestructura tecnológica de Castilla y León en su ámbito, financiada con fondos públicos, que estará dedicada al estudio mediante neuroimagen funcional de los diferentes procesos que intervienen en la interacción social, la neurociencia cognitiva, la psicología social, la psicología del desarrollo y la comunicación, entre otros", ha apuntado la USAL.

 

El equipo adquirido está dirigido a acometer investigaciones en las que se estudia la conducta de interacción social, al mismo tiempo que se analiza la actividad cerebral concomitante y los efectos que los estímulos externos (sociales o no sociales) tienen en el funcionamiento del cerebro de las personas de estudio.

 

Esto permitirá "analizar y comprender mejor" las relaciones entre conductas sociales, procesos cognitivos y actividad cerebral con la utilización de una tecnología de última generación que "logrará aportar imágenes de esa actividad cerebral relacionadas con el comportamiento social y el funcionamiento cognitivo", según la USAL.

 

Así, gracias a que el equipo puede registrar la actividad cerebral de dos personas simultáneamente al proporcionar una imagen de esa actividad cerebral y, al mismo tiempo, hacer un registro del comportamiento atencional de las mismas, la gran cantidad de información recogida permitirá "analizar muchos aspectos y detalles de la interacción social".

 

Por ello, facilitará el avance en las investigaciones sobre trastornos vinculados con las dificultades de aprendizaje -como la dislexia o la discalculia- profundizar en la relación entre procesos motivacionales y comportamientos o avanzar en la identificación temprana del trastorno del espectro autista, entre otros.

 

Para ello, está compuesto por un sistema de presentación de estímulos ('e-prime'), un sistema de espectroscopia por infrarrojo cercano funcional ('fNIRS') con posibilidad de 'hyperscaning', y registro simultáneo de actividad electroencefalográfica y potenciales relacionados con eventos ('EEG'), seguimiento de movimientos oculares ('eye-tracking'), registros fisiológicos y estimulación con corriente directa continua ('tDCS').

 

La infraestructura, ubicada en la Facultad de Educación de la Universidad de Salamanca y a disposición de los grupos de investigación de todas las universidades públicas de Castilla y León, ha sido financiada a través de la convocatoria para la adquisición de equipamiento en el marco de la red de equipamiento científico-tecnológico compartido en Castilla y León, INFRARED, junto con cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional para 2019 cuyo fin es mejorar los recursos dedicados a la investigación científica en la comunidad autónoma.

 

El rector de la USAL, Ricardo Rivero, ha inaugurado las instalaciones durante el acto celebrado en este martes en el salón de actos del Edificio Cossío de la Facultad de Educación, y en el que ha estado acompañado por la viceconsejera de Universidades e Investigación de la Junta de Castilla y León, Pilar Garcés, la vicerrectora de Investigación y Transferencia, Susana Pérez, el decano de la Facultad de Educación, Ángel García del Dujo, y Ricardo Canal, coordinador del desarrollo y ejecución del equipamiento de la nueva infraestructura de investigación en la USAL a través del grupo Infoautismo.

 

Participantes 

 

La puesta en funcionamiento de esta infraestructura se ha logrado gracias al trabajo conjunto y al apoyo de once grupos de investigación adscritos a la Universidad de Salamanca y a las universidades públicas de Castilla y León de Burgos, León y Valladolid procedentes de ámbitos como la informática, la psicología, la educación, la traducción o la comunicación social.

 

"La diversidad de estudios desarrollados por los grupos participantes en la iniciativa muestra tanto el potencial científico de los equipos investigadores como la amplitud de posibilidades que la nueva infraestructura ofrece para la investigación", ha aseverado la Universidad de Salamanca.

 

Además, este equipamiento permitirá estudiar el efecto de las nuevas terapias de medicina personalizada que se anticipan para esta nueva década y que combinan intervención psicoeducativa y nuevos fármacos.

 

Por otra parte, como ejemplo de nuevas posibilidades, el Grupo de investigación en procesos motivacionales y comportamientos saludables, presente en la puesta en marcha del laboratorio, ha analizado longitudinalmente durante los últimos cinco años a más de 800 pacientes con enfermedad cardiovascular, y ya ha encontrado que aquellos que tienen afectividad negativa e inhibición social muestran una relación negativa entre el estilo de afrontamiento ante diferentes estresores con la calidad de vida y su bienestar.