La venta de tintos jóvenes y de autor y de rosado tiran de los resultados de la DO de Toro

Lineal de supermercado con vinos de Toro.

La DO vinos de Toro aumenta sus ventas un 20% apoyándose en la comercialización de vinos rosados y tintos joven, roble y de autor. Las ventas superan los 11 millones de botellas y en 2015 se buscará un hueco en el mercado asiático.

Los vinos de la Denominación de Origen (DO) Toro aumentaron sus ventas un 20,15% en 2014 respecto al año anterior, debido principalmente al aumento de la comercialización de vinos rosados y tintos Joven, Roble y de Autor. Según ha informado el Consejo Regulador a través de un comunicado, en total se comercializaron 11.475.000 botellas de vino, 1.924.560 más que en 2013, con especial presencia en el mercado nacional, que copa el 70% de las ventas de vinos con la contra etiqueta de la DO Toro.

 

Asimismo, durante el año pasado se vendieron 472.500 botellas de vino Rosado, un 73,39% más que en 2013, mientras que se comercializaron 9.040.000 de vinos tintos Joven, Roble y de Autor, un 28,96% más que en el ejercicio anterior. 

 

Aunque las ventas de los vinos tintos Crianza se mantienen como "las más numerosas", con 1.422.500 botellas en 2014, su comercialización descendió un 12,73% con respecto a 2013. También disminuyeron las ventas de los vinos Reserva un 21,64% (de 220.140 botellas en 2013 a 172.500 botellas en 2014) y de Gran Reserva un 51,46% (de 10.300 en 2013 a 5.000 botellas en 2014). Respecto a los vinos blancos -elaborados con las variedades malvasía y verdejo-, su venta también sufrió un reducción del 11,04%, con lo que se pasó de vender 407.500 botellas en 2013 a 362.500 botellas en 2014.

 

En cuando al año 2015 que comienza, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro ha mostrado su intención de trabajar para aumentar las ventas con diferentes acciones de promoción, centradas principalmente en la exportación y, en concreto, en el mercado asiático, donde ya tiene prevista una misión comercial para el mes de mayo en Singapur.