La vieja locomotora de vapor de la estación de Zamora ya tiene 'papeles'

La vieja locomotora de vapor que adorna la estación de tren de Zamora.

El Ayuntamiento y la Fundación de Ferrocarriles regularizan la cesión del a locomotora ubicada frente a la estación: llevaba 40 años cedida con una carta de Renfe como único documento.

El Ayuntamiento de Zamora y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles han firmado un convenio de cesión de uso temporal y depósito de la locomotora identificada con el número 030-2214 (Ex MZA 406), y ubicada actualmente frente a la estación del ferrocarril de la capital, con lo que se regulariza formalmente el uso y depósito de esta vieja locomotora de vapor que llegó al a ciudad en el año 1978 y estuvo instalada en el parque de la Marina durante más de veinte años, antes de su actual emplazamiento.

 

Además del convenio de cesión se firma un acuerdo de adhesión del Ayuntamiento al Sistema de Centros Asociados al Programa de Puesta en valor del Patrimonio Histórico Cultural Ferroviario, lo que contribuirá a preservar y difundir la memoria ferroviaria de nuestra ciudad, y abre la puerta a futuras colaboraciones con este objetivo.

 

El Ayuntamiento es poseedor de la locomotora mediante una carta del Renfe fechada el 21 de octubre de 1977 y tras la correspondiente petición formal para adecentar uno de los espacios de la ciudad. Este es el único documento que acreditaba la cesión de la locomotora a la ciudad de Zamora. Existen posteriores acuerdos de pleno que hablan indistintamente de agradecimiento por cesión o donación de la máquina, pero sin que conste otro documento o convenio de formalización de dicha cesión, como el que ahora se suscribe.

 

La locomotora fue instalada en el Parque de la Marina en abril de 1978 y el febrero de 1999 se traslado a su emplazamiento actual donde fue convenientemente restaurada ya que se encontraba considerablementedeteriorada a causa de las inclemencias del tiempo, el vandalismo y la falta de
 protección.

 

Con este documento se viene a regularizar la situación de la locomotora, que figura en el Inventario Histórico General del Museo del Ferrocarril de Madrid con el número de pieza IG 00031, cuya titularidad corresponde a ADIF y es la Fundación de los Ferrocarriles la encargada de su administración. En el convenio se fija la cesión inicial por un periodo de diez años prorrogables anualmente si ninguna de las partes manifiesta su desacuerdo.

 

En virtud de este convenio la Fundación de los Ferrocarriles llevará a cabo inspecciones periódicas ordinarias con personal técnico cualificado cada tres años, y otras revisiones extraordinarias si así se considerara necesario; mientras que el Ayuntamiento la incluirá en la póliza de seguros necesaria para garantizar la responsabilidad que se pudiera derivar de su ubicación en terrenos municipales. Cosa que de hecho ya sucede.

 

 

Puesta en valor del Patrimonio Ferroviario

 

Pero además y como complemento a este convenio el Ayuntamiento y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles han suscrito un acurdo para la adhesión al Sistema de Centros Asociados al Programa de Puesta en Valor del Patrimonio Histórico cultural Ferroviario. Una adhesión que se encuadra en la iniciativa por "preservar y difundir la memoria ferroviaria de la ciudad y la estrecha vinculaciónde su población con el nudo ferroviario de la Ruta de la Plata y el ferrocarril a  Galicia".

 

Con la firma de este protocolo el Ayuntamiento queda formalmente adscrito al Sistema de Centros Asociados y al Programa de Puesta en Valor del Patrimonio Histórico Cultural Ferroviario, con lo que a partir de ahora el Ayuntamiento podrá recibir otro material cedido por la Fundación, siempre que su cesión sea sometida a la Comisión correspondiente de puesta en valor del patrimonio ferroviario. Si bien dichas cesiones requerirán un su caso un nuevo convenio o contrato específico.

 

Además la Fundación podrá aportar o ceder, según el caso, asesoramiento, apoyo técnico y material, información o publicidad y demás elementos que quedarían definidos en los contratos  específicoscorrespondientes que se puedan suscribir al efecto, y sin que la Fundación reciba cantidad alguna por estos conceptos.