La villa romana de Camarzana, abierta al público a partir de este día 26 de marzo

La villa, que guarda importantes mosaicos, fue descubierta en 2007 y más de una década después está lista para ser visitable de manera permanente.

Este lunes, día 26 de marzo, tendrá lugar la apertura al público de la villa romana de Camarzana de Tera (Zamora). Han transcurrido más de 10 años desde las excavaciones arqueológicas que pusieron al descubierto estructuras y pavimentos, con preciosos mosaicos. La villa ha recibido importantes inversiones en los últimos años junto con otros conjuntos de la provincia. En 2016 se invirtió para adecuar la visita y en el presupuesto de 2017 se incluyeron más cantidades.

 

Desde el año 2007, cuando se conoció el gran interés histórico y monumental de este asentamiento a partir de una excavación arqueológica, no se ha dejado de atender la villa romana. A partir de su declaración como Bien de Interés Cultural, se han sucedido numerosas actuaciones, como la protección del área mediante la realización de una cubierta, la protección de los mosaicos, la conservación a través de la limpieza y el control de la colonización vegetal.

 

La villa romana, conocida como Villa de Orpheus, por la relevancia del programa iconográfico de sus mosaicos, ha sido objeto de campañas de excavación arqueológica desde 2007. Datada a finales del siglo IV, comprende una superficie excavada de 700 m2 y se sitúa en el centro del casco urbano de Camarzana, al pie de la carretera nacional.

 

La villa romana de Camarzana ha sido uno de los objetivos de los procuradores socialistas zamoranos en las Cortes de Castilla y León. En julio de 2017 presentamos la iniciativa para su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) -BOCCYL de 3 octubre de 2017-, que fue aprobada en la Comisión de Cultura de 14 de abril de 2008. Iniciado el proceso, la villa fue declarada BIC el 4 de noviembre de 2010. Otras muchas iniciativas socialistas le siguieron, todas ellas encaminadas a la restauración de las estructuras y los mosaicos y a la apertura pública, como un recurso turístico de castilla y León, en general, y de los Valles de Benavente y del norte de Zamora en particular.

 

El portavoz de Cultura y Turismo del grupo socialista, el zamorano José Ignacio Martín Benito, espera y confía en que la apertura al público de esta vía sirva para impulsar la Ruta arqueológica de los Valles de Benavente y a mejorar la oferta turística de la comarca del Tera, una zona que necesita actividad económica y fijar población.