La zona azul subirá tras una década pero se mantendrá entre las más baratas de la región

Expendedor de tiquets del servicio de la ORA.

El Ayuntamiento de Zamora tiene casi listo el nuevo contrato de la ORA, que implicará actualizar unas tarifas que no se tocan desde hace años y que se han quedado muy descolgadas: seguirán siendo las más baratas de Castilla y León.

El Ayuntamiento de Zamora tiene prácticamente listo el nuevo pliego de la zona azul, que cambiará después de una década de prórroga, lo que permitirá la actualización de los precios de la ORA. Las tarifas, que están totalmente desactualizadas tras una década sin variaciones, subirán de manera irremisible, aunque según el equipo de Gobierno seguirán entre las más económicas de toda Castilla y León.

 

Según el equipo de Gobierno, el nuevo pliego para licitar el servicio estará listo en breve. Ha sido necesario elaborarlo tras la marcha de la anterior concesionaria, cuyo contrato fue anulado y se mantuvo en precario durante años hasta que ha renunciado; ahora pide 20 millones de euros de imdenización. El nuevo pliego incluirá nuevas tarifas que estarán por encima de las ya desfasadas que rigen en la actualidad.

 

 

BAJO PRECIO

 

La de Zamora es la regulación ORA más barata de toda la Comunidad, y con diferencia: sus precios no llegan a la mitad de lo que se cobra en otras ciudades. Punto por punto, el precio del estacionamiento en las calles con zona azul se revela como anormalmente económico. El mínimo, 0,15 euros, está por debajo de todas las capitales de provincia, salvo Soria, que tiene el mismo precio; el coste de una hora de estacionamiento, 0,30 euros, es la mitad que en Palencia, Burgos, Segovia y Ávila, y está a años luz de los 0,80 de Salamanca y León; y las dos horas que, como máximo, se puede aparcar sin mover el coche se quedan en 0,60 euros: en Salamanca cuesta el triple, 1,85 euros.

 

También se puede aprovechar para hacer actualizaciones tecnológicas como las ya presentes en otras ciudades, como el pago a través de una apliación móvil; para reestructurar las áreas o establecer alguna zona verde, con mayor rango de rotación; para renovar los postes, muchos de ellos frecuentemente averiados; o para variar la estructura de tarifas, incluyendo alguna nueva modalidad.

 

 

CADUCADO Y SIN CONTRATO

 

La actualización del servicio ORA y de los precios del aparcamiento en zona azul es algo que está pendiente desde hace tiempo. El anterior equipo de Gobierno asumía que era algo que había que hacer, pero la realidad es que el contrato caducó en 2006 y no se renovó, con lo que estaba en precario desde hacía años. El resultado final ha sido una denuncia millonaria por parte de la empresa concesionaria, que ha pedido 20 millones de euros. El problema de fondo es que el contrato se anuló en 2004 y la sentencia fue firme en 2006, con lo que la empresa y el Ayuntamiento, que es quien contrata, han estado operando sin contrato.

 

El contrato que después se anuló contemplaba que la empresa concesionaria construiría los aparcamientos subterráneos de San Martín y la plaza de la Constitución y explotaría el servicio durante 35 años para obtener rentabilidad. Como en términos legales no ha existido contrato, la empresa pide lo que le costó construir los dos suberráneos y los beneficios no obtenidos por la explotación. El Ayuntamiento aspira a rebajar la indemnización y, también, a recuperar parte con la nueva licitación.