Las 10 claves del mediático divorcio de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana

Arantxa Sánchez Vicario

El divorcio de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana está dando mucho que hablar, pero hay demasiados papeles, denuncias, abogados y opiniones de por medio.

Las diez claves para entender el divorcio de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana que se han podido saber tras el pasado Sábado Deluxe son:

 

1. Supuestamente la pareja lleva dos años separada, viviendo en dos pisos diferentes que al parecer paga el empresario.

 

2. Las filtraciones sobre dicho divorcio podrían venir por parte de la tenista o de alguien muy cercano a ella, según Carlos Verdell y Chelo García-Cortés.

 

3. La separación es, supuestamente, por otra mujer de la que Josep Santacana está enamorado.

 

4. El pasado mes de diciembre Arantxa desapareció supuestamente llevándose a sus hijos, lo que llevó a su marido a poner la demanda, aunque los abogados de la tenista aseguran que esto no fue así.

 

5. El 3 de enero el empresario solicitaba la custodia, según Antonio Rossi, aunque no se sabe si completa o compartida.

 

6. Josep Santacana pidió además una moción de emergencia para recoger a los niños, y una orden de protección que ya ha solicitado en dos ocasiones según el programa.

 

7. Josep ya avisó hace meses de la intención de divorciarse...

 

8. Las primeras declaraciones de Arantxa Sánchez Vicario ante el periodista del prigrama en Miami: "Como comprenderéis, esto es una situación desagradable para mí y confío en mis asesores y en los tribunales y eso es lo único que voy a decir".

 

9. Se dice que Arantxa no tiene propiedades a su nombre ni dinero, pero los abogados de la tenista aseguran que le cobran 750 dólares la hora y ella lo asume sin problemas, por lo que las tres horas que estuvieron reunidos con los periodistas le costaron a Arantxa 2.250 dólares.

 

10. Como ha dicho Gema López, que lo sabe bien por su propia experiencia: "yo lo que creo es que, por cosas que no vamos a poder meternos en ellas, están dulcificando las cosas y están condenados a entenderse..."

 

Lo cierto es que hacer público su divorcio no les ha venido bien en ningún sentido hacerlo público y han metido la pata por ello se supone que intentarán llegar a un acuerdo que beneficie a ambos y puedan recuperar las casas y el dinero que tienen por el mundo.
 

Noticias relacionadas