Las Aceñas de Cabañales, en estado de "abandono" y con serios desperfectos
Cyl dots mini

Las Aceñas de Cabañales, en estado de "abandono" y con serios desperfectos

El PSOE denuncia las malas condiciones de lo que fue una inversión millonaria y preguntará sobre su uso al Ayuntamiento. Propone cederlo a la asociación de vecinos.

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Zamora ha denunciado el estado de abandono de las aceñas de Cabañales, una actuación millonaria y muy señalada en la capital, pero que no está en la mejor situación. El portavoz socialista, Manuel Fuentes, considera que solo se puede llegar a esta situación por dejadez, por falta de responsabilidad, por inacción, por desinterés por los ciudadanos, por falta de todo tipo de sensibilidades tanto medioambientales, urbanísticas, sociales.

 

En una nota, el PSOE asegura que en 10 años desde su finalización, el Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha dejado venir abajo la inversión del proyecto de actuaciones en varios tramos del Río Duero adjudicado en casi 5.5 millones de euros y del que las Aceñas constituía un porcentaje muy elevado. Obra qe califican de "tremendamente polémica, en la que desapareció parte del patrimonio industrial, que se debería haber cuidado y conservado". Por este motivo, el PSOE asegura que el Ayuntamiento tiene una deuda con los ciudadanos para que estas aceñas pasen a constituir, después del elevado gasto realizado, patrimonio de los ciudadanos.

 

El Grupo Socialista propone su recuperación para uso público de todas las instalaciones, de las que una parte se destine a sede de la asociación de vecinos de Cabañales de manera que se pueda dejar de abonar el alto alquiler del local propiedad de las monjas de Cabañales. Por este motivo, el grupo preguntará en la Comisión de Obras, Urbanismo y Medioambiente de este mes de febrero, así como en la de Hacienda, sobre plazos previstos para su reapertura y uso.

 

NUMEROSOS DESPERFECTOS

 

Según el PSOE,  después de la tala y poda realizada durante los últimos meses en el entorno de las Aceñas de Cabañales, se han retirado las cintas que prohibían el paso a las instalaciones y a la zona por la tala y las vallas metálicas están abiertas, con los que los ciudadano que pasean por la margen izquierda suben por la pasarela elevada y se acercan por las zonas a nivel del río, donde pueden comprobar el estado actual de las construcciones.

 

Allí se puede constatar la falta de tablas y registros que dejan al aire los cables eléctricos en la pasarela elevada que da acceso a las plantas superiores que en su día albergaron una pequeña exposición de la fauna de la zona. Las edificaciones en las plantas superiores carecen de toda la carpintería en madera en las ventanas y en las puertas, en algunos casos se observa cómo éstas y sus cristales están en el suelo, arracancadas seguramente por actos de vandalismo. En estas estancias se pueden observar cristales de botellas, vasos, plásticos... Los paseos que discurren entre los edificios a nivel del río, ahora mismo entrañan un considerable peligro especialmente para los niños, ya que los cables de acero dispuestos a modo de barandilla, están rotos y sueltos.