Las aceñas de Olivares vuelven a funcionar

La maquinaria de las Aceñas de Olivares recobra su funcionamiento original tras una profunda reparación. Abrirán durante Semana Santa y se convierten en visita obligada.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, junto con el concejal de Turismo, Christoph Strieder, otros responsables municipales y el autor del proyecto de reforma, el arquitecto Pedro Lucas, han visitado las Aceñas de Olivares, una vez finalizadas las obras de reparación de la maquinaria interior conocida como ingenios hidráulicos. Guarido ha señalado que una de las ideas del equipo de Gobierno era arreglar de nuevo toda la maquinaria interior de las Aceñas que por la falta de mantenimiento había quedado inservible años atrás. Debido a esto, se ha tenido que rehacer casi por completo toda la instalación.

 

El alcalde se ha referido a las Aceñas como un atractivo turístico de primer orden para la ciudad que impactará a los visitantes al ver la maquinaria en movimiento, lo que da un gran realce a todo el conjunto. También ha señalado que la visita a las Aceñas se convertirá en una visita imprescindible junto con el románico, el Duero, la gastronomía...

 

 

Las obras las ha ejecutado la empresa Promociones Toriche con una baja en torno al 25% sobre un presupuesto inicial de licitación de 60.000 euros. Christoph Striedeer ha destacado que las Aceñas de Olivares y la maquinaria interior constituyen un patrimonio histórico de gran importancia para la ciudad y para la provincia, a la vez que un elemento pedagógico sobre la etapa preindustrial y cómo se producía antiguamente. Tras la rehabilitación se documentará la historia de las aceñas, de la maquinaria y de la energía hidráulica en todo el Duero.

 

 

ABIERTAS EN SEMANA SANTA

 

El concejal ha destacado que la maquinaria necesita un cuidado permanente y que debe estar en funcionamiento periódico para evitar su deterioro. Strieder ha anunciado que las Aceñas se abrirán al público a partir de este jueves día 6 de abril durante toda la Semana Santa de 17:00 a 20:00 horas y cree que será una atracción de gran éxito entre los visitantes. Pedro Lucas, autor del proyecto y director de la obra, ha trabajado junto con la empresa adjudicataria con la máxima implicación para que todo funcione a la perfección tal y como lo hacían hace siglos.

 

El arquitecto ha sido el responsable de explicar con más detalle las actuaciones que se han llevado a cabo. En el proceso de reparación se ha aprovechado todo el material aprovechable anterior, tal y como se ha hecho históricamente, reparándose las 3 máquinas que componen el conjunto: el martinete o mazo que se utilizaba para trabajar el hierro; el batán, que se utilizaba para trabajar los tejidos y reducir su aspereza; y el molino que se utilizaba para la producción de harina. El arquitecto también ha coincidido en señalar que a partir de ahora es necesaria la vigilancia y el mantenimiento ya que cualquier pequeño daño sin resolver genera más daños a la larga.

 

Además ha sugerido la idea transmitida por la Asociación de Amigos del Molino para utilizar este molino para realizar una pequeña producción e incluso que los visitantes pudieran llevarse una pequeña muestra de harina producida en el molino. Idea que ha sido recogida por el alcalde para la posibilidad de llevarla a cabo en el futuro.