Las agresiones a profesores se disparan con los grupos de WhatsApp de padres como sospechosos

El último informe de ANPE indica un cambio de tendencia en los casos de acoso y violencia hacia los docentes con un gran aumento en el número. De ellos, 2.249 corresponden al curso 2016-2017, lo que supone un 15% más que en el curso inmediatamente anterior.

Más denuncias, desde edades más tempranas y con los grupos de padres del WhatsApp causando alteraciones, conflictos y presión al docente. Esta es la conclusión del informe del defensor del lector sobre el pasado curso, que se ha conocido este miércoles y que eleva a 2.249 las agresiones y fija un cambio de tendencia, al alza, de la conflictividad con los profesores.

 

Según el informe, de los 2.249 casos atendidos por el Defensor del Profesor en el curso 2016/2017, el 42% corresponde a profesorado de Primaria, otro 42% a Educación Secundaria, el 7% a Infantil y el resto se reparte entre las enseñanzas restantes. Por lo que se refiere a la tipología de los casos atendidos, se distinguen los concernientes a los alumnos, los que provienen de la interacción con los compañeros de profesión y los relacionados con los padres:

  • En cuanto a los alumnos hay que destacar el gran aumento de casos en lo relacionado con agresiones y amenazas (pasando del 3% al 12%).
  • En lo relativo a los compañeros, el curso pasado aumentó un 1 punto porcentual (del 18% al 19%) los problemas con la administración educativa y en 2 puntos (del 26% al 28%) lo relacionado con la dirección del centro.
  • Por lo que se refiere a los padres, se observa un aumento en las denuncias a profesores (desde un 18% a un 19%), al igual que en la presión para modificar calificaciones (de un 7% a un 8%).

 

Ante los datos extraídos del informe, ANPE muestra su preocupación por el cambio de tendencia en el número de situaciones que alteran el normal desarrollo de la convivencia en los centros educativos, puesto que han aumento en casi un 15% con respecto al curso anterior, y principalmente por el gran aumento en los casos de agresiones y amenazas por parte de alumnos a profesores.  

 

Estas y las anteriores situaciones destacadas están provocando inestabilidad emocional en los docentes llegando en algunos casos a producir serias consecuencias en su salud mental.  "Hay un incremento preocupante al que conviene poner remedio", ha apuntado el presidente nacional de ANPE, Nicolás Fernández, que ha subrayado que entre las llamadas de los docentes a este servicio del Defensor del Profesor, un 70 por ciento ha padecido episodios de estrés y ansiedad, llegando a la baja laboral un 9 por ciento, que "no solo dañan al profesor, sino también al resto de la comunidad educativa".

 

 

LOS GRUPOS DE WHATSAPP DE PADRES

 

En lo que se refiere a los padres, el documento revela un aumento en las denuncias a profesores del 18 al 19 por ciento o la presión para modificar las notas del 7 al 8 por ciento. En este sentido, la coordinadora de este servicio telefónico del Defensor del Profesor, Crisálida Rodríguez, ha señalado que existe "un antes y un después" del uso de WhatsApp por parte de los padres.

 

"A veces que a un padre le metan en un grupo de WhatsApp es lo peor que le puede pasar", ha insistido esta experta, que ha alertado de la cantidad de "conflictos" que genera este sistema de comunicación entre los padres y que puede llegar a la situación de intentar cambiar al tutor de sus hijos, cuestionar al docente o incluso pretender desplazar a un alumno con discapacidad de una clase. Otro de los coordinadores del servicio del Defensor del Profesor, Jesús Niño, ha señalado que el acoso, agresiones y amenazas de alumnos de Primaria y Secundaria a profesores se debe también al ejemplo de sus padres: "Un padre que agrede o amenaza no es una buena referencia. Existe un componente familiar importante".