Cyl dots mini

'Las Capas' y el 'Miserere' pendientes de la lluvia

Procesión del Cristo del Amparo, conocida como la de las 'Capas pardas'.

Una de las procesiones más emblemáticas de Zamora, el desfile de la Hermandad de Penitencia, sale a medianoche de San Claudio de Olivares si el tiempo lo permite.

La capital zamorana vivirá a partir de las cero horas de este Miércoles Santo uno de los grandes y emotivos momentos de su Semana Santa durante la procesión de la Hermandad de Penitencia y del Cristo del Amparo, popularmente conocida como la procesión de 'Las Capas' ya que los cofrades van ataviados con la famosa capa alistana.

 

El desfile tiene su punto de partida en la iglesia de San Claudio de Olivares, cerca de las aceñas del barrio ribereño, y serán los hermanos de la cofradía del Santísimo Cristo del Amparo quienes alumbrarán al paso del mismo nombre armados con faroles cuadrados de hierro con cirio. Antes habrá que comprobar si la cambiante previsión del tiempo permite salir en esta esperada procesión: el pronóstico amenaza lluvia a medianoche.

 

El toque de campana anunciará la salida de este desfile que recorrerá la parte más antigua de los extramuros de la capital zamorana, hasta llegar a la plaza Fray Diego de Deza, donde se rezará el Vía Crucis al paso de la procesión, que no se detiene. Los cofrades de esta hermandad desfilan dispuestos en cruz y son las tradicionales matracas las que van anunciado la procesión que vive uno de sus momentos más bellos a su paso por la Puerta del Obispo. El sonido del bombardino completa el característico cuadro de esta emblemática procesión.

 

Continuará el desfile por plaza plaza de Arias Gonzalo, Obispo Manso y cuesta del Obispo, avenida de Vigo, Rodrigo Arias, plaza de San Claudio donde llega el momento cumbre. La procesión alcanza su punto álgido con el rezo del miserere castellano en la plaza de Viriato, donde un coro canta el Miserere Popular Alistano y sobrecoge la madrugada del Miércoles Santo.