Las familias le ponen un notable a los comedores escolares de los colegios de Zamora

Archivo.

El servicio de comedor escolar recibe un 8,1 de puntuación en Zamora, una de las más altas de la Comunidad.

Un notable. Esa es la nota que ponen los usuarios de Zamora al servicio de comedor escolar, según los datos de la encuesta de satisfacción que ha realizado la consejería de Educación. Además, la nota sube en el último curso ya que la media es de 8,1 puntos sobre diez, por los 8 de la encuesta final del curso 2016/2017. En cuanto a la valoración en las provincias de la Comunidad, Ávila, Zamora y Segovia son las que mejor valoran el servicio, con un 8,1 de nota media, mientras que Valladolid alcanza el 7,7. La nota media del comedor escolar en Castilla y León es de 7.96 por encima del 7,89 de final del curso anterior. 

 

Eso sí, la Junta ofrece un detallado análisis de la valoración que hace las familias del servicio de comedor escolar, y los aspectos que peor parados salen hacen referencia a los alimentos. La percepción de calidad de los alimentos precocinados consigue sólo un 6,4, las verduras consiguen un 6,6 y las carnes reciben un 6,8. Las guarniciones y ensaladas reciben un 6,9 de nota.

 

El comedor escolar es un importante instrumento de conciliación de la vida familiar, laboral y escolar. Es, además, un servicio que favorece la compensación de posibles carencias socioeconómicas y, por ello, es garante de la escolarización en condiciones de igualdad gracias al sistema de ayudas implantado por la Consejería de Educación. Prueba de ello son los más de 34.000 escolares que cada día hacen uso de este servicio.

 

Dentro del mencionado Plan Global de Mejora de Comedores Escolares se realizan diversas actuaciones encaminadas a prestar un servicio de calidad integral: no solo se pretende servir menús sanos y equilibrados, junto con el adecuado cuidado de los escolares, sino que hay otros objetivos como la educación en hábitos saludables y concienciación medioambiental. Es importante para la Consejería que las familias conozcan y se encuentren satisfechas con el servicio y, por ello, se realizan las encuestas que permiten conocer la opinión de los usuarios.

 

Se trata de encuestas anónimas disponibles para todas las familias usuarias del comedor escolar que se realizan dos veces por curso: una al finalizar el primer trimestre y otra al terminar el curso escolar, cuyo objeto es conocer la valoración del servicio a lo largo del mismo. La encuesta de final de curso 2017-2018 ha estado disponible del 28 de mayo al 8 de junio para las familias de todos los usuarios, habituales o esporádicos, ya que es importante recoger todas las impresiones posibles.

 

En total, han cumplimentado la encuesta 6.416 familias correspondientes a más de 340 centros educativos, representando a 8.925 comensales usuarios del servicio, lo que supone un 26 % de la asistencia media diaria de este servicio.

 

Los resultados han sido muy positivos, alcanzando una valoración de notable -con una nota media de 7,96, superando el 7,90 de la primera encuesta del curso y el 7,89 de la última encuesta del curso pasado. Estos datos de incremento de la satisfacción cada curso escolar cobran especial importancia si se tiene en consideración el mencionado incremento de participación, al tiempo que reafirman que la senda de mejora emprendida por la Consejería está dando sus frutos.

 

La Consejería de Educación ha prestado especial interés en la contestación a las preguntas relacionadas con la atención de los escolares, ya que uno de los objetivos primordiales del servicio de comedor es el adecuado cuidado de los alumnos, siendo conscientes de la responsabilidad y dificultad que a veces entraña este cometido. La valoración en estos aspectos es altamente satisfactoria.

 

En relación a la atención de los niños en referencia a hábitos saludables -ayuda para comer, motivación y educación en hábitos saludables-, la puntuación es de 7,5. Finalmente, los progenitores califican con un 8,2 que los menús servidos en el comedor son saludables y equilibrados.