Las familias zamoranas acogieron a 70 niños durante 2015

Junta y Cruz Roja lanzan una campaña de sensibilización para el acogimiento familiar. En la provincia de Zamora, durante 2015, hubo un total de 70 acogimientos familiares y se buscan tres familias más para niños.

El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, acompañado por la presidenta de Cruz Roja en Zamora, Clara Aladrén, ha presentado una campaña de sensibilización para difundir y fomentar el acogimiento familiar con objeto de lograr que más familias zamoranas se ofrezcan para ser acogedoras de niños y niñas. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, para motivar a la sociedad de Castilla y León, ha editado 20.000 dípticos y 5.000 carteles que se distribuirán por toda la región y se desarrollarán diferentes campañas de sensibilización.

 

Alberto Castro ha destacado que “existen familias que, por diversas circunstancias, no pueden hacerse cargo de la atención y educación de sus hijos, por lo que el acogimiento familiar se configura como una medida clave orientada para los niños y niñas que necesitan una atención familiar complementaria o sustitutiva”. Además, el delegado territorial ha reiterado “el apoyo, tanto económico como social, que ofrece la Junta a la familia biológica, la familia acogedora y, sobre todo, al menor”.

 

En la provincia de Zamora, durante 2015, hubo un total de 70 acogimientos familiares de los cuales 44 fueron en familia ajena (personas que no guardan ningún parentesco con el niño) y 26 en familia extensa (relación previa y positiva con el menor o parientes). Además, con esta campaña también se pretende captar familias acogedoras zamoranas para tres niños, de entre 7 y 13 años.

 

 

Catálogo de apoyo a las familias

 

De esta forma, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha establecido un amplio catálogo de apoyos para lograr impulsar el acogimiento familiar y que el modelo de protección y atención a la infancia introduce, como novedad, actuaciones de apoyo tanto a la familia biológica, para tratar de reconducir la situación que llevó a no poder atender a sus hijos, como a la familia acogedora y al propio menor acogido.

 

Con la familia biológica se llevan a cabo programas de intervención familiar para la superación de las dificultades en la atención a sus hijos y cuenta con los puntos de encuentro familiar para aquellas situaciones en las que sean posibles las visitas con sus hijos.

 

 

Entre los apoyos para el menor acogido se encuentra la elaboración de su libro de vida, que recoge las circunstancias del menor y que se entrega a las familias que inician el acogimiento para que ellas registren su historia y evolución, o tratamientos psicológicos específicos. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destinó en 2015 al programa de acogimientos familiares casi 3,9 millones de euros, lo que supuso un incremento del 15 %, 500.000 euros, respecto al año anterior. Parte de esta cuantía se destina a apoyar a las familias de acogida en los gastos de atención de los niños que acogen