Cyl dots mini

Las mejores cervezas artesanales de Zamora

La cerveza tradicional se impone

Castilla y León, Tierra de Sabor. Parece que nunca un claim había casado tanto, tan bien y evocado tantas cosas de una comunidad autónoma. Todas sus provincias están llenas de la mejor gastronomía y bebida, porque la bebida también es sabor. Cruzcampoman lo sabe bien y en su página tiene sitio también para otras cervezas, aparte de la célebre sevillana con la que tanto ha viajado alrededor del mundo y por la que comenzó su bitácoras.

Así, en sus posts, dedica siempre un especial interés hacia las cervezas artesanales, esas que comenzaron hace algunos años de forma tímida y que luego han ido sumando cada vez más adeptos. Y es que este tipo de cervezas ha crecido considerablemente en el último periodo.

De hecho, según un estudio de Observatorio Sectorial DBK de Informa, se espera que, para este año, este sector crezca un 40%. En 2016 facturó 45 millones y en 2015 26. Esto hace pensar en la tendencia positiva que está siguiendo. ¿Se trata de una moda? Puede ser que sí, puede ser que no, el tiempo lo dirá, pero mientras, ¿por qué no disfrutar de una bien fresquita?

Como se decía, Castilla y León no se queda atrás en cuanto a productores de cervezas artesanales. Cruzcampoman ha aterrizado en Zamora hace unos días, ha recorridos sus calles, sus plazas y ha constatado que, aunque el vino siga siendo la bebida con sabor por antonomasia, las cervezas artesanales vienen pisando fuerte y seduciendo a una gran parte de la población, una parte cada vez más grande.

Así, recoge las mejores cervezas artesanales de la provincia y de las que merece la pena dar un trago apenas se tenga ocasión.

  1. Viriato: Color, Nariz, Boca…son las palabras que resaltan sus creadores en su página web y que es, fundamentalmente, lo que describe la experiencia. Destacan los aromas de fruta fresca y cereal, dejando un sabor inconfundible.
  2. Bermeja: creada en localidad de Malillos de Sayago, esta cerveza se caracteriza por un sabor equilibrado y para todos los gustos, ya que tiene entre sus variantes hasta una a la que han llamado “Red Ale Garrapiñada”, con un recuerdo a almendras tostadas.
  3. Abadía de Aribayos: No es una marca de cerveza, es toda una escuela de cervezas artesanales, la mayor fábrica que hay en Zamora y de donde salen cervezas como la Mesopotamia, Z-Rubia o la Bici Verde. Y sí, según expertos paladares, merece la pena probarlas todas.

Estas son algunas, pero hay muchas más. Quizá sean las más destacadas y por las que comenzar la degustación para intentar responder a una pregunta, casi de entrevista de trabajo: si fueras cerveza, ¿qué cerveza serías?

Además, no hay que olvidar las ferias de cervezas artesanales que se celebran a lo largo del año en la provincia. La más conocida puede ser la de Benavente, donde multitud de marcas ofrecen sus sabores y sus imágenes cuidadas, porque, en ese sentido, no hay que olvidar tampoco el continente del contenido, que, este tipo de cervezas, suele cuidar más y que también les aporta un valor añadido.