Las monjas clarisas abandonan Toro después de ocho siglos de presencia en la localidad

Convento de Santa Clara en Toro.

La congregación, asentada en Toro desde el siglo XIII, se despide con una misa del obispo de Zamora. Las cuatro monjas que quedan se trasladan a la capital.

El Obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, presidirá este sábado día 1 de junio una eucaristía en el Real Monasterio de las monjas clarisas de Toro, que servirá como despedida de esta comunidad y del carisma franciscano en la localidad toresana.

 

La decisión de abandonar la localidad, en la que hay presencia de esta congregación desde el siglo XIII, se conoció el pasado mes de abril. El motivo, que solo cuatro monjas permanencen en el convento toresano por la falta de vocaciones.

 

Después de ocho siglos de presencia en Toro, los vecinos de la localidad han querido manifestar su cariño y respeto a estas monjas y fue “por petición del pueblo” el hecho de celebrar una eucaristía con presencia del prelado, según afirma el párroco de Toro, José Luis Miranda.

 

Las cuatro monjas clarisas se desplazarán al convento de Santa Clara en Zamora para integrarse en esta comunidad de clarisas de la capital.