Las playas de Castilla y León: las 30 zonas de baño autorizadas este verano

Una zona de baño en Puente de Mozar (Zamora). Foto: F. Oliva

La Junta autoriza 30 zonas de baño en las que se harán controles de calidad del agua. Recomienda vigilarlas, dotarlas de aseos y prohibir el baño si los controles resultan negativos.

Castilla y León contará este verano con 30 zonas de baño autorizadas en ríos, embalses, arroyos y lagos, repartidas por toda la Comunidad. Se trata de los lugares en los que se ha comprobado la salubridad del agua una vez la administración local correspondiente ha solicitado que se le autorice el baño y se incluya el lugar en el listado regional.

 

De las treinta zonas de baño autorizadas que cuentan con control de calidad de agua este año, la mayor parte están en las provincias de Zamora y León, con un total de nueve cada una.

 

En concreto, en el censo oficial figuran como aptas en la provincia zamorana la playa del lago de Sanabria en el municipio de Galende; la playas de los embalses de Villardeciervos y Muelas del Pan; y una zona de baño disponible en los ríos en Santa Cristina de la Polvorosa, Milles de la Polvorosa, Villanazar, Burganes de Valverde, Camarzana de Tera y Zamora, que la ha estrenado este año: el Ayuntamiento decidió pedir autorización y controles del agua para la popular playa de los Pelambres. La lista completa se puede consultar en esta información aquí y en el documento situado al final de la información. 

 

La autorización de la zona de baño y el control de la calidad de agua se hacen tras un primer análisis antes de la temporada. Después, se hacen controles visuales y toma de muestras cada semana para controlar la calidad del agua. Durante el año pasado la playa urbana de Valladolid dio incialmente valores insuficientes, pero luego pasó los controles semanales. Durante la temporada, solo la playa fluvial del río Cua en Cababelos (León) y la playa del embalse de Linares del Arroyo en Maderuelo (Segovia) dieron problemas de calidad.

 

Además de los controles, la Junta hace una serie de recomendaciones a los ayuntamientos que los que se pide que instalen carteles en lugares visibles con información sobre la aptitud de la zona, la calidad de las aguas, si existe prohibición expresa o recomendación de no bañarse, y con las normas de educación sanitaria. También se tienen que comprometer a prohibir el baño o recomendar abstenerse a instancia de la Agencia de Protección de la Salud cuando los análisis de calidad den como resultado un agua no apta.