Las setas, un sector de 130 millones entre productores, gastronomía, turismo y permisos

Foto: E.P.

El 40% del sector corresponde a turismo para recoger ejemplares en las comarcas productoras y otro tanto, al valor añadido en su comercialización.

La micología es un sector en auge que mueve un sector económico cada vez más grande. Tanto que en el último año su volúmen ha sido 130 millones de euros en Castilla y León, gracias entre otras cosas a la excepcional última campaña según se ha puesto de relieve en la Jornada Nacional sobre Comercialización y Restauración de setas silvestres, que se celebra hoy en el Salón de Plenos de la Diputación de Zamora.

 

Del volumen de negocio, cerca del 40% es el valor añadido que se consigue en la comercialización, mientras que otro tanto corresponde al dinero que mueve el turismo micológico en las mejores zonas para recoger ejemplares, como Sanabria, y la restauración y la hostelería relacionada con estos productos. El resto es lo que supone el pago de permisos de recolección como contraprestación por los derechos de propiedad en un área de 400.000 hectáreas de la Comunidad.
 

En Castilla y León existen actualmente una treintena de empresas comercializadoras del sector micológico y en España rondan el centenar, que trabajan principalmente con una veintena de especies de alto interés comercial entre las que las más conocidas son los boletus edulis, níscalos y trufas. 


Estas cuestiones se han abordado este lunes en una jornada técnico empresarial del sector micológico que se ha desarrollado en la Diputación de Zamora. La jornada, de ámbito nacional, ha pretendido establecer un debate entre propietarios forestales, recolectores, empresas comercializadoras y el sector de la restauración, para tratar la problemática del sector, obtener una mejora del rendimiento económico y mantener la riqueza micológica de los bosques.

 

La jornada y posterior debate, cuyo objetivo es mejorar el rendimiento económico del sector y mantener la riqueza micológica de los bosques, ha sido organizada por la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE) y la Federación de Empresarios de Setas y Trufas (FETRUSE), junto con la fundación CESEFOR y los Maestres de Cocina de Castilla y León.

 

Cuenta también con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta de Castilla y León, así como con la Diputación de Zamora, anfitriona de la jornada y promotora del proyecto MICOCYL en la provincia, que promueve el aprovechamiento del recurso micológico en los municipios.

 

 

Las setas, un sector que crece y comienza a regularse

 

Precisamente una de las razones de organizar esta reunión, que ha incidido en aspectos agroalimentarios, sanitarios e incluso fiscales, tiene que ver con el importante movimiento económico que está generando este sector y la necesaria regulación que se está llevando a cabo en el país, como la homologación por parte del MAGRAMA  del contrato-tipo de compraventa de hongos silvestres para su comercialización en fresco, que va a regir durante la campaña 2014-2015.