Actualizado 10:32 CET Versión escritorio
Zamora

Las terrazas 'de asfalto' del coronavirus se extienden por los barrios y restan 240 plazas de aparcamiento

TRÁFICO

La instalación de sillas y mesas en la calzada elimina temporalmente 238 plazas de aparcamiento que se ocupan con señales de prohibido aparcar, cinta 'tipo Policía' e incluso alguna valla.

Publicado el 05.06.2020

Un nuevo modelo de terrazas se hace sitio en Salamanca en estos tiempos de coronavirus, y lo hacen a costa de los coches más que de los peatones. Así se desprende de los últimos datos del Ayuntamiento de Salamanca sobre la expansión de sillas y mesas, que se está produciendo de manera especial con los barrios donde se concentran la mayoría de solicitudes.



 



En total se han concedido unas 250 ampliaciones de terraza o nuevos permisos, y para permitir la expansión de las mismas se han ocupado casi 400 plazas de aparcamiento, un poco menos de la mitad para colocar sillas y mesas. Eso ha derivado en la colocación de todo tipo de instalaciones para acotar el espacio y evitar el aparcamiento. Señales de prohibido aparcar, cinta 'tipo Policía' e incluso alguna valla, además de sillas, mesas y sombrillas, componen estas nuevas terrazas.



 



Este tipo de instalaciones se ve más en los barrios por un motivo: hay más opción para ponerlas. En el centro, y a pesar de las calzadas únicas y calles peatonales, la afluencia de paseantes obliga a más limitaciones de expansión para cumplir con el reparto equitativo terrazas/peatones.



 



Según el consistorio, a día de hoy son casi 400 las solicitudes presentadas para acogerse a la extensión de terrazas, la fórmula elegida por el consistorio para favorecer la explotación de este recurso en la fase 1, mientras bares y restaurantes han tenido que cerrar sus locales y atender solo en la calle. De las solicitudes recibidas, 165 no han podido ser atendidas por no cumplir el requisito indispensable de ser compatible conceder el espacio solicitado con el aumento proporcional del mismo espacio para los peatones, que es la máxima que se ha fijado para estudiar cada caso.



 



En concreto, se han aprobado 249 autorizaciones de las cuales 160 corresponden a establecimientos que ya tenían una licencia de terrazas en 2019 y que podrán ampliar el espacio para poner sillas y mesas, mientras que otras 89 corresponden a establecimientos que no tenían licencia y podrán poner mesas altas o bajas en determinadas condiciones.



 



Para la concesión de estos espacios se han suprimido provisionalmente 490 plazas de aparcamiento, de las que casi 238 estarán destinadas a colocación de mesas para los establecimientos de hostelería y restauración, y 252 corresponden a espacio que se pone a disposición de los viandantes, que equivalen a casi 5.000 metros cuadrados adicionales, la mitad par poner sillas y mesas, que se suman a los más de 47.000 metros cuadrados peatonalizados temporalmente.


Noticias relacionadas

COMENTARComentarios