Laura Matamoros, destrozada

Laura Matamoros (Foto: E. P.)

La hija de Kiko Matamoros no atraviesa un buen momento.

La vuelta de las vacaciones sin duda está siendo mucho más dura para Laura Matamoros, que acaba de regresar al trabajo después de uno de sus veranos más convulso y cargado de polémicas, a las que la joven ha respondido desde el plató de Mujeres y Hombres y Viceversa.

 

LAURA MATAMOROS ROMPE SU RELACIÓN CON SU HERMANO DIEGO

Laura ha comenzado septiembre rompiéndose al hablar de la actual relación con su hermano Diego y el divorcio entre su padre y Makoke. "He tenido un mes bastante complicado, ha sido una cosa tras otra familiar y de amistad. No tengo relación desde principios de mes con mi hermano",  confesaba Laura visiblemente afectada y explicaba: "Me ha demostrado que no confía en mí y entonces yo no puedo confiar en una persona que ha hecho públicamente lo que ha hecho. Le he escrito, no me ha contestado, la relación con mi hermano hasta aquí ha llegado", ha sentenciado haciendo referencia a la polémica surgida tras la boda de Diego con Estela y que solamente servía para distanciarle de su familia más que nunca.

 

LAURA PREOCUPADA POR SU PADRE, KIKO MATAMOROS

Pero este no es el único problema que preocupa a Laura Matomoros, muy afectada también por el divorcio entre Makoke y Kiko, del que ha confesado su preocupación: "Lo que le ha pasado, me preocupa más su estabilidad porque es una persona más inestable, que tiene una edad. Es una cosa suya, que lo han decidido así, que yo no puedo hacer nada, ya sabemos todos que Makoke no ha sido santo de mi devoción pero si a él le hacía feliz y estable por qué no iba a estar con ella".