Leche de burra para hacer cosméticos: la raza zamorano-leonesa intenta esquivar su desaparición

Ejemplares en una edición anterior.

La raza de asnos ve amenazada su supervivencia por el mismo mal del resto de la comarca alistana: añl desaparecer los núcleos familiares que mantenían los animales, la raza está en peligro.

Los criadores del asno zamorano-leonés buscan nuevas fórmulas para garantizar la supervivencia de una raza en peligro de extinción, entre ellas el uso de su leche para la cosmética o la creación de la figura del 'asno-pastor', puesto que cuentan con alta capacidad para percibir a los lobos.

 

La Asociación Nacional de Criadores (ASZAL) celebra el próximo sábado día 16 de marzo la exposición anual monográfica sobre esta raza. Y, en esta ocasión, el punto de mira está puesto en la conservación de la especie. La cita anual con la raza asnal zamorano-leonesa llega en un momento de buscar soluciones al problema de su desaparición, que va de la mano con la grave tesitura de despoblación que vive la provincia de Zamora.

 

Así lo ha defendido Rafael Caballero, alcalde de San Vitero, la localidad que alberga la cita. "La raza de asnos sigue los mismos pasos que el resto de la comarca alistana y, en general, que la denominada 'España vacía'; desaparecen los núcleos familiares que mantenían los animales, por lo que también lo hacen los animales", ha señalado.

 

Ante esta situación, el representante de ASZAL, Jesús de Gabriel, ha defendido que resulta "imprescindible" darle nuevos usos a la raza autóctona para garantizar su supervivencia. "Se les puede adiestrar como animales de ocio o también aprovechar su leche para uso en cosmética y para la elaboración de queso", ha analizado. "Igualmente, podrían actuar como protectores de rebaños por su alta capacidad para percibir a los lobos o también en terapias asistidas con animales", ha señalado.

 

Tanto Caballero como De Gabriel han presentado este miércoles la exposición monográfica sobre el asno zamorano-leonés que se celebrará este próximo sábado en San Vitero. Lo han hecho junto al diputado de Agricultura, José María Nieto, dado que la institución provincial es patrocinadora del evento. Como novedad, en esta edición se sustituirá la tradicional subasta de buches por un formato de venta libre.

 

La feria y exposición monográfica de la raza zamorano-leonesa aspira a reunir en San Vitero a criadores y gente interesada por una especie cuyo censo actual se encuentra cercano a las 600 hembras jóvenes y alrededor de 70 crías.